domingo, 20 de abril de 2008

¡Que viva España!

Viajar es genial.

Una de las primeras consecuencias que produce, es el incremento a corto plazo del amor por la tierra de uno. Porque puedes ver sitios cojonudos, conocer gente especial, vivir experiencias únicas... Pero tarde o temprano empezarás a echar de menos cosas que a menudo pasan desapercibidas. A veces, una simple barra de pan puede convertirse en todo un objeto de deseo.

Finlandia tiene muchas cosas muy buenas, muchas de las cuales deberíamos tomar como ejemplo aquí en España. Otras no. Pero es lo de siempre, no se puede tener todo.

Al final, la satisfacción del deber cumplido, un cansancio acumulado que todavía me dura, y una sensación de desorientación que me tiene un poco agilipoyado. Ahora toca hacer balance, retomar mi vida por donde iba y recuperar el ritmo.

En cuanto pueda, pondré algunas fotos de allí. De momento no tengo muchas, pero os dejo esta, que saqué con mi teléfono.



De momento, mi fase de consultoría internacional queda aparcada. Ahora toca currar de puertas para adentro, y cuando tenga que hacer uso del inglés, no será en reuniones ni documentos oficiales.

Viajar mola, pero cuando es por placer. Por trabajo a veces es frustrante, porque tienes delante de tus narices muchas cosas que al final no tienes tiempo de ver. Aun así, es cierto que te permite disfrutar de momentos que no se producen en la oficina.

Voy a ver si escribo un poco, que lo tengo algo olvidado...

4 comentarios:

Xuxo dijo...

Venga hombre! todo el mundo sabe que lo de esa foto es navacerrada!
Yo leí algo de qeu viajar constantemente en avión era malo para algo, pero ahora no caigo en que

Salomón dijo...

De momento es malo para el bolsillo, y en mi caso para las rodillas...

Ojalá fuera Navacerrada. Me habría ahorrado muchas ensaladas sin aliñar xDDD

The root of all evil's dijo...

tío en la foto pareces un vikingo, pos quillo yo cuando estuve en Italia echaba de menos los huevos fritos, pensé que solo me pasaba a mi, pero a la vuelta el autobús paró en una venta para comer, y todos pedimos huevos fritos !!, no se tío creo que eso fue un expediente X, pero es cierto que se hecha de menos las cosas mas triviales. Yo no cague en una semana !! JA JA JA. saludos y welcome.

Salomón dijo...

Yo sin embargo, llevo una semana cagándome en todo (en las maletas, los portátiles, la comida, el frío...)

Saludos!!