lunes, 17 de diciembre de 2007

Recordatorio

Hace unos meses os hablaba del lanzamiento de un cómic con historias de terror. Pues bien, ya lo podéis encontrar en la calle. Así que si todavía estáis planteando algún que otro regalito para estas navidades, no dudéis.


Yo ya tengo el mío en casa, jejeje.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Y tiro porque me lleva la corriente

Se acabó el puente.

Ha sido una semana muy larga, y ahora estoy agotado. El fin de semana pasado estuve en Roma, y aunque solo fueron dos días, lo cierto es que me cundieron bastante. Hombre, siempre quedan cosas pendientes, pero... ¿Qué mejor excusa para volver? Y volveremos, sin duda, pero de momento tengo otras paradas pendientes.


Ser cómico no es la profesión más antigua del mundo. Pero...


El puente lo he pasado en Galicia, en Santiago de Compostela. El temporal que hay en todo el noroeste me ha pillado de pleno, y la mar en la Costa da Morte desataba su furia contra las rocas, levantando columnas de espuma que podían verse a kilómetros de distancia.

Un recorrido por los pueblecitos de las Rías Altas, unas cuantas raciones de marisco, pulpo y albariño son buena parte de los souvenirs que traigo. También un catarro que nunca terminó de desaparecer, y un cansancio que durará como mínimo hasta el miércoles. Pero ha merecido la pena. Galicia es un sitio al que siempre me encanta regresar. Supongo que el hecho de tener sangre gallega ayuda en parte. Aún recuerdo la época en que tenía acento gallego y no andaluz. Eran los comienzos de los 80, y tendrían que pasar casi 8 años más para que las palabras "quillo" y "picha" empezaran a ser habituales en mi vocabulario.

Y encima no pillé casi atasco en la A6, así que el final no fue tan dramático como en otras ocasiones. Ahora, acatarrado y en la oficina, solo me queda rememorar, y esperar a las navidades para el siguiente viaje. Esta vez a casa, a Cádiz. Creo que la tarta de santiago que me he traido, será un perfecto catalizador para hacer balance.


En días como este es cuando doy las gracias por trabajar en tierra firme.

martes, 20 de noviembre de 2007

Días grises

Y en todos los sentidos, además.

Mi catarro está resultando más duradero de lo que se esperaba. Me he tomado las medicinas, me he abrigado y he sido bueno. Pero claro, tenía que venir a la oficina, y eso implica salir de casa por las mañanas, con un frío del copón, el metro, la calefacción de la ofi, el camino de vuelta...

Total, que estoy en los coletazos de mi catarro, pero como dice la frase: Hasta el rabo todo es toro, así que sigo pachucho. Eso sí, mi barriga ha notado una ligera disminución de su volúmen, así que no todo ha sido padecer.

En estos días, aparte de estar peleando con las diferencias entre Linux y Solaris, he podido acudir al teatro Fígaro de Madrid, a ver La Cocina de los Monólogos. Sabía que iba a ir desde hace meses, cuando me enteré de que venían a Madrid. Llevaban ya bastante tiempo en Barcelona, y cuando estuve este verano quise ir, pero no me coincidieron las cosas. Así que es una cuenta que ya he saldado.

Recomiendo a cualquiera que quiera pasar un buen rato que se pase por allí. Estarán hasta el 6 de enero de 2008, así que si bien hay tiempo, será mejor no despistarse mucho. El espectáculo es muy entretenido, el público participa y la risa está asegurada. Estos tres catalanes (Albert Boira, Txabi Franquesa y Toni Moog) hacen un humor canalla y descarado, que harán que las dos horas se te pasen volando.

No faltéis, que luego son los llantos y las quejas!!

lunes, 12 de noviembre de 2007

Fuerza de voluntad, entre otras virtudes

Al final, antibióticos y sobres.

Podría haber ido a urgencias, y ya estaría medio curado. Pero como siempre te dicen que para un catarro no vayas a urgencias, y yo para según qué cosas soy tremendamente obediente, pues no fui. Así que hasta ahora no he comenzado el tratamiento. Me espera una semanita cojonuda.

A todo esto, me he propuesto seriamente disminuir la ingesta de porquerías, porque este fin de semana pesaba 100kg. ¡100 kilos! ¿Pero qué mierda es esta? Sé que hace tiempo que no luzco un físico envidiable, y sé que con mi altura 100kg no son del todo un problema. Lo malo es que mis kilos son como la riqueza mundial: en vez de repartirse, se concentra. Y la mía se concentra en una esplendorosa barriga que hace aun más auténticas mis camisetas más frikis.

No soy un histérico del físico. Si lo fuera, no me habría zampado los kilos de madalenas que me he zampado estos últimos meses, ni los desayunos múltiples, ni las pizzas que me he metido entre pecho y espalda. Pero cuando un día te das cuenta de que te cuesta ponerte los cordones de los zapatos, pues te fastidia.

Así que ahora mismo voy a calentarme un cola-cao, me zampo un paquete de madalenas (a modo de despedida) y ya sí en serio, mañana empiezo a cuidarme (hoy no, porque esta noche tengo una pizza esperando por mí).

Si es que cuando me propongo algo, no hay quien me pare!!!

domingo, 11 de noviembre de 2007

Dos de dos

Así son las cosas.

Dos puentes cojonudos, y los dos en casa tosiendo como un capullo. Tenía planes, quería ir a mogollón de sitios, viajar... pero en lugar de eso aquí estoy, luciendo el típico pijama que me queda como el culo (resalta mi nueva barriga), pero que es calentito y cómodo.

No suelo ser pesimista del todo, a veces un poco, pero no demasiado. Así que a pesar de cómo están saliendo las cosas, en vez de llorar abrazado a la almohada las desdichas que me devoran, he planificado un viaje a Roma para el primer fin de semana de diciembre, y otro a Santiago de Compostela para el puente de la Constitución. Por fin voy a mover Roma con Santiago (¡jajaja! ¡¡¡tenía que decirlo!!!). Lo habría hecho en órden inverso, si el precio de los vuelos para el puente no se hubieran puesto por las nubes. De esta forma, por dos tercios del precio tengo dos viajes en lugar de uno (lo cual compensaría la catástrofe sufrida en estos puentes de noviembre).

Voy a ver qué ponen por la tele...

lunes, 5 de noviembre de 2007

¿Decadencia?

La letal desidia me amenaza...

Este fin de semana lo he pasado en los brazos de la fiebre, y la verdad es que puede ser cualquier cosa menos poesía. Llevaba ya varios días acumulando puntos para caer enfermo, y finalmente lo hice. Supongo que ya me tocaba.

Sea como sea, coincide con una etapa de sequía generalizada en todo lo que me rodea. Quiero pensar que no es más que un socavón en mi estado de ánimo, pero ahora mismo no me apetece hacer nada, salvo dormir. Dormir hasta que los huesos duelan, y dejar que el cerebro se pierda en sus elucubraciones febriles, que si bien no son reales, basta con que lo parezcan para alimentar mi necesidad de hacer algo. Es como un Second Life, pero en plan rollo personal.

Lamentablemente, tengo cosas que hacer. No me apetecen en absoluto, pero tengo que hacerlas. Y las voy a hacer, por supuesto, pero sin ganas.

Voy a ello...

viernes, 26 de octubre de 2007

¡Un, dos, tres... pollito inglés!

Esta última semana ha sido un poco confusa. Estoy haciendo un curso que me obliga a quedarme todos los días hasta las 9 de la noche en la oficina, y empieza a resultar agotador, y absorbente. No tengo tiempo de nada, y eso me ofusca un poco.

Menos mal que durante mi bloqueo, el mundo se encarga de mantenerme el cerebro despierto, a base de patadas en forma de noticias absurdas, más dignas de una peli de Leslie Nielsen que de la vida real.

Primero, me encuentro un vídeo en el que un individuo patea alegremente la cara de una chica en un vagón de metro. El chaval dice que estaba borracho, y que por eso lo hizo. Hombre, yo cuando me paso con las copas, lo más que me pasa es que mi verborréa se descontrola. A lo mejor alguna víctima prefiere que le patée la cara a soportar mis interminables chorradas, pero personalmente creo que el colega le echa un morro de dimensiones épicas. Pero mira, parece que ha colado, a juzgar por cómo nos tomamos las cosas en España: Si vas con dos copas en lo alto, puedes hacer lo que te salga de los cojones ¡Viva el alcohol, que nos limpia de pecado! Yo creo que los curas en misa, deberían beber agua, y bautizar con vino.

Y como la cosa se ha convertido en un espectáculo mediático, se leen opiniones de todo tipo: que si el tio es un nazi, que si la chica está con psicólogos, que si la gente fue cobarde por no ayudar a la chica... Y justo con esta última estaba, cuando me entero de que en Valencia, un chaval de 24 años ha muerto porque un tipo estaba golpeando a su pareja, y el pobre se metió a defenderla. Al parecer, se llevó un puñetazo que lo dejó inconsciente, al golpearse la cabeza contra el suelo. Una semana en el hospital, y finalmente murió. En ambos casos, los agresores han sido puestos en libertad con cargos, y en el caso del metro de Barcelona, solo falta que le den su propio programa de TV al campeón, que se ha convertido casi en un famosete.

Y esta mañana, leyendo el blog de mi querido Carmelo de Cadi, he visto un comentario que dejaba un enlace a una noticia ocurrida en Cádiz. Al parecer, una pareja de italianos ha visto como asesinaban a sus perros en la perrera de Puerto Real "El Refugio" (No confundir con la asociación protectora de animales El Refugio, que son los que están luchando por el cierre de la perrera).

Pero lo espeluznante de este caso, es que Simone, el dueño de los perros asesinados, lleva casi tres semanas en la cárcel de El Puerto. Al parecer, una manifestación contra la perrera terminó en una trifulca con la policía, cuando Simone quiso enseñar a Teófila Martínez (alcaldesa de Cádiz) unas fotos de sus perros. Unos dicen que Teo le dió un manotazo a las fotos, otros dicen que las rompió, pero todos coinciden en que Simone no agredió a nadie. Pero como no tiene domicilio en España, carece de arraigo, y este motivo es suficiente en este bendito país para que te metan entre rejas. No solo le han matado a sus perros, encima le han roto una costilla y le han metido entre rejas. Nada que ver con nuestros anteriores amigos, que como sí tienen arraigo, pues pueden campar a sus anchas. Dicen que porque no hay riesgo de fuga... jajaja ¡Normal! ¿Quién va a querer fugarse de un país donde puedes hacer lo que te salga de los cojones si se dan ciertas circunstancias?

Aquí Simone no estuvo listo. Debió pedir ayuda a alguien con piso en Cádiz, alguien con derecho a soltar mamporros a diestro y siniestro, en definitiva, con capacidad para reirse del sistema judicial español ¿Será ese el significado de "arraigo"? Y si encima le hace el encargo a una pandilla de menores de edad, ya como si descuartizan a la alcaldesa, porque si eres menor, eres el mercenario perfecto en España. Farruquito lo vio claro, pero tuvo mala suerte...

Hay veces que la falta de lógica es tan aplastante, que casi puedo notar cómo me asfixia. Un, dos, tres... pollito inglés: cada vez que parpadeo, las cosas han cambiado, y no acierto a descubrir el criterio por el que lo hacen.

lunes, 22 de octubre de 2007

El perro del hortelano

Ayer me llevé una alegría. Me habría llevado una mayor de haber sido Alonso el ganador del mundial, pero fue Kimi. Y es que si Hamilton hubiera ganado, sería como si el malo triunfara al final de la peli.

Ya sé que en realidad estas cosas deberían afectarme un 0%, y de hecho es así, pero una vez que te dejas llevar por las historias que te rodean, empiezas a tener sensaciones. Y estos días tenía la sensación de que el bueno de Alonso estaba durmiendo con su enemigo. Nunca me han gustado los tramposos, ni la gente que hace todo tipo de triquiñuelas con tal de llevarse el gato al agua. Alonso es mejor que Hamilton, esto es así, y parece que lo ha visto todo el planeta, menos quien tenía que verlo.

Así que me alegro por la derrota sufrida por McLaren. A lo mejor así aprenden que la honestidad es un valor añadido en las personas. Aunque lo dudo. Parece ser que ahora quieren ganar el mundial denunciando unas irregularidades en las gasolinas. Sea como sea, si al final les dan el campeonato, no les consideraré unos verdaderos campeones, sino unos chuflas de despacho.

Dejo un video, que es un fragmento de un juego. No es real, y nadie sale herido... pero seguro que representa el sueño de más de uno durante esta semana pasada.


¿O me vais a decir que no os habría molado algo así?

viernes, 12 de octubre de 2007

¡Avalancha!

Por fin llegó el momento, y qué momento...

Para empezar, hasta última hora no sabía seguro si iba a ir, y aunque parezca mentira, tuvieron que obligarme.

Llegar a Zaragoza fue toda una penitencia de camiones, lluvia y atascos. Por momentos pensé que no llegaríamos a tiempo, porque el embotellamiento monumental no hacía presagiar nada bueno. Además, era la primera vez que iba, y no tenía ni idea de dónde quedaba el estadio.

Pero cosas del destino, encontré un aparcamiento a diez minutos andando de allí, y justo enfrente había un hospital, donde pudimos cenar media hora antes del concierto. Entramos por la cola de los preferentes, a la que habían degradado debido a la gran afluencia de público.

Desde el primer momento, mi madre se convirtió en la protagonista de la noche (¿No lo he dicho? Mi madre vino al concierto). La gente le hacía fotos, y me felicitaban por tener una madre que se sabía las letras de las canciones.

Pero en lo que al concierto se refiere, puedo decir tranquilamente y sin dudarlo, que es el mejor concierto al que he ido en mi vida. No se trata ya ni de los casi once años sin Héroes, ni de las pantallas y los efectos especiales. Es que eran casi 40.000 personas cantando canciones que han sido la banda sonora de mi vida durante mucho tiempo.

Cuando eres fan de Héroes, tienes que escuchar constantemente críticas de todo tipo. Porque a los Héroes, o se les adora o se les odia. Y estar rodeado de tanta gente que piensa y siente como tú, es especial. Sabes que formas parte de algo grande. La música une, y cuando los primeros acordes de El Estanque empezaron a sonar, se podía sentir la emoción colectiva, las ansias por tantos años esperando un momento como ese.

Se notaba el paso de los años. Tanto arriba como abajo del escenario, la gente era diferente. Ya no había avalanchas humanas, ni empujones bestiales. Era un rollo diferente, pero al mismo tiempo había pequeños detalles que te trasladaban quince años atrás. Las equivocaciones de Bunbury con la letra, camufladas entre las miles de voces que no dejaron de cantar en las casi tres horas de concierto. El buen ambiente con la gente, la simbología...

Había más canas y menos melenas, pero allí estabamos. Y a pesar de que los Héroes estaban literalmente en los brazos de la fiebre, lo dieron todo.

Sólo puedo dar las gracias por esta gira, y por haber estado allí el día 10 de octubre de 2007, en el primer concierto en España. Para decenas de miles de personas, ha sido un regalo que difícilmente olvidaremos. Si es verdad que cuando mueres tu vida pasa ante tí en un segundo, estoy convencido que uno de los fotogramas será la imágen de La Romareda iluminada por miles de teléfonos móviles, al son de La Chispa Adecuada.







Gracias, gracias, gracias.

sábado, 6 de octubre de 2007

Birmania

Toda dictadura es un error.

Es una herida en la historia de cualquier pueblo, y como toda herida, tarda en curar. Sobretodo si te dedicas a rascárla de vez en cuando. Pero hay que ponerse manos a la obra cuanto antes, si quieres que alguna vez termine por curarse.

El pueblo birmano sufre una dictadura desde hace décadas, y cuando escucho los métodos empleados para reprimir cualquier intento de cambiar las cosas, no puedo evitar sentir cierto asco por esa parte de la naturaleza humana que nos hace ser tan crueles a veces.

Consiguen que las familias nieguen a los suyos para evitar que las encarcelen en bloque, fotografían a los manifestantes para detenerlos por las noches, y disparan a las masas que gritan pidiendo una democracia que nunca llegará para un buen puñado de ellos, porque morirán en el intento. Y mientras veo esto en las noticias, estoy en casa comiendo o cenando, y sintiendome culpable por pertenecer a esa parte del mundo que observa cómo la otra se hunde.



Birmania grita pidiendo ayuda, mira hacia afuera buscando a la caballería en el horizonte. ¿Pero dónde está esa caballería?

Es gracioso ver cómo Bush critica al régimen birmano, mientras alimenta otras dictaduras. No critica al gobierno birmano por la represión contra el pueblo, es evidente que este tipo de cosas nunca le han importado una mierda. Lo que persigue realmente es fastidiar a los chinos, que a su vez apoyan a los birmanos (ojo, a los que gobiernan, no al pueblo) porque tienen intereses allí: el siempre sabroso petróleo y el gas natural, además de otros intereses.

Como siempre, mientras los buitres carroñeros se reparten los jirones de los moribundos, nadie da un duro por la carnaza. Así que unos cuantos siguen jugando al golf mientras cierran algún que otro negocio, cuando cientos de millones de personas en el mundo pasan hambre. Irónicamente, viven sentados encima del cofre del tesoro, pero no tienen la llave.

Así que como no se me ocurre nada que yo pueda hacer, voy a seguir el ejemplo de los monjes birmanos, y voy a rezar (algo que no hacía desde que tenía 9 años).

Querido Dios:

Si es verdad que existes ¿No crées que ha llegado la hora de admitir que la cosa se te ha ido un poquito de las manos? Digo yo que podrías intentar enmendar un poco las cosas, porque sinceramente, serás un máquina en lo creativo, pero lo de administrar se te da como el puto culo.

Amén

miércoles, 3 de octubre de 2007

Un poco de ópera

Lo cierto es que la ópera nunca ha sido una de mis pasiones, y salvo alguna que otra excepción, no suelo escucharla.

Pero hoy, me he topado con un vídeo de uno de esos concursos televisivos en los que se pretende buscar talentos entre la población. Suelen ser fórmulas que no comparto, porque entiendo que son más un producto televisivo que un producto musical. Aunque no dejo de reconocer que hay gente muy buena que ha conseguido vivir de esto gracias a dichos concursos. Total, para que canten los hijos de los cantantes (como si el talento fuera siempre hereditario), pues que cante el hijo de la del quinto. En este caso, el hijo de la cajera de super y el autobusero: Paul Potts.

En este vídeo, el tímido concursante dice que va a cantar ópera, mientras se dibuja una cara de escepticismo en los miembros del jurado, al más puro estilo "factor-x". Pero lo cierto es que el amigo consigue la aprobación del público en 10 segundos, y en menos de un minuto hace llorar a unos cuantos, incluida la maciza del jurado. A mí me ha emocionado bastante, la verdad.



Luego me ha dado por leer algo sobre este chico, y el pobre es un claro ejemplo de lo que se podría llamar "mala suerte". Creo que su vida hace incluso más espectacular su triunfo, del que me alegro sinceramente. Casi podría ser la versión musical de una película de Van Damme: Primero le inflan a ostias (en este caso la vida y unos cuantos coches), pero al final sale victorioso.

¡Enhorabuena, chaval!

martes, 2 de octubre de 2007

Suicide Girls

Anoche, viendo CSI, salía un grupo de chicas que se hacían llamar las Suicide Girls, y comentándolo con una amiga me he enterado de que soy el único que no las conoce. Así que en un afán de culturización espontáneo, me he puesto a buscar vídeos de las mozas, y he dado con algunos. Os pongo este:



Yo la verdad, no sé cómo serán en su vida cotidiana, pero tienen pinta de ser de ese tipo de chavalas que dan la nota allí donde van.

¡¡Quiero ser una Chica Suicidaaaaaa!!

lunes, 1 de octubre de 2007

Doble Dósis

El sábado estuve viendo "Espinete no existe", de Eduardo Aldán.

Lo recomiendo a cualquiera que desée pasar un buen rato echando unas risas, porque la verdad es que el tío lo hace bastante bien. Fueron unos 80 minutos entre monólogo y espectáculo, pero creo que yo necesitaría como 120 para decir todo lo que dijo ese hombre... y otra cosa no tendré, pero rápido hablo.

Luego, chupa chups en mano, me dirigí a La Chocita del Loro de la calle Urquiola, para ver a Carolina Noriega actuar, ya que desde la grabación en enero no habia vuelto a verla, al menos actuando (salvo una presentación a Quique Macías en el Irish Corner).

Como siempre muy bien, pero es que además es mucho mejor verla en un bar que en el plató (como a todos), porque es donde puede dar más caña. Y lo hizo. Sobretodo mantuvo a raya a un par de cretinos con el telento que sólo cientos de noches en bares puede aportarte. Genial lo de quitarle el móvil a uno de ellos y decirle a la interlocutora (supuestamente la mujer del individuo) que aquello era un espectáculo de striptease. Luego el pollo se pasó diez minutos dando explicaiones por teléfono.

Además, Carolina llevaba una camiseta muy chula con un ecualizador que se iluminaba con el sonido, y me he planteado seriamente hacerme con una.

Ha sido una semana intensa en lo que a actuaciones se refiere, puesto que el jueves estuve viendo a Sandra Marchena en "Descansa de lo tuyo, bonita". Era la primera vez que veía a Sandra en directo, y la verdad es que me lo pasé muy bien. La obra es muy divertida, y aunque no me sentí tan identificado como con la de "Espinete no existe" (es lo que tiene ser un tío), la verdad es que supo hacernos pasar un buen rato. Y tiene una capacidad de improvisación estupenda (genial el resúmen para los que llegaron tarde al espectáculo).

En fin, que después de la semana pasada, esta se me presenta como gris y aburrida. Si no fuera porque el 10 veré a los Héroes, no sé qué sería de mí.

viernes, 28 de septiembre de 2007

Invasión Zombi


75%

JustSayHi - A Free Dating Website

jueves, 27 de septiembre de 2007

Cómic de Terror

La revista CTHULHU Cómics y relatos de ficción oscura, ha comenzado una nueva etapa, de la mano de DIÁBOLO EDICIONES.

A partir del próximo mes de Diciembre estarán en las librerías especializadas de todo el país (salvo cáusa de fuerza mayor), con novedades como un considerable aumento en el número de páginas en blanco y negro y color, y un dossier dedicado al maestro H. P. LOVECRAFT en el 70 aniversario de su muerte.

Esta publicación pretende llenar un importante vacío que existe en el panorama comiquero español: El del cómic de terror y fantasía, ausente desde hace muchos años. Intentará contribuir a erradicar definitivamente el problema de la distribución irregular que se ha venido padeciendo hasta ahora.

Si queréis, podéis ver un adelanto de lo que os podéis encontrar.


Además, la portada es de Juan Serrano, podéis ver muchos más dibujos suyos aqui.

También podéis leer algo más sobre esto aqui. Estoy convencido de que no quedaréis defraudados.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Teatro y Conciertos

Estos días estaré bastante relacionado con el mundo de las artes escénicas. El jueves iré a ver a Sandra Marchena, en la segunda temporada de "Descansa de lo tuyo, bonita". Y el sábado iré a ver "Espinete no existe", de Eduardo Aldán.

Pero la cosa no será completa. El otro día tuve la oportunidad de ir a ver a una leyenda viva del Blues, Johny Winter, pero lo que es la ignorancia, rechacé la invitación. Una compañera me dijo que le sobraba una entrada para ir a ver "Un concierto de Blues". Y yo la rechacé... Supongo que estas cosas pasan, y no hay que recrearse más en ello.


Esto es un abuelo, y no el de Heidi!!

Y ya sólo faltan dos semanitas para el ansiado concierto de los Héroes, que las entradas las pillé hace meses. En fin, serán unos días espectaculares.

Si a esto le sumo las noches en la Chocita y el Triskel, y asistir a las grabaciones de Nuevos Cómicos... ¡puf! Estoy que veo un foco y salto. Aunque como contrapartida me estoy perdiendo todas las teleseries que emiten estos días... ¡Juas!

martes, 25 de septiembre de 2007

1K Visitantes

Bueno, pues ya hemos llegado a los 1024 visitantes (son más visitas, pero yo sólo cuento los visitantes).

Gracias a todos por vuestro tiempo.

¡Saludos!

domingo, 23 de septiembre de 2007

La Noche en Blanco

Este sábado salí a cenar con la intención de ir de copas después. La idea era ir a un restaurante gallego y luego tomar algo por la zona. Nada demasiado descocado, pero por salir un poco de la rutina. Cosas de la vida, terminé cenando en el mismo sitio que años atrás fue el comienzo de una de mis aventuras más curiosas, que puede que un día cuente por aquí.

Resultó que este sábado por la noche se celebraba en Madrid lo que se ha dado en llamar "La Noche en Blanco", en la que se pueden realizar muchas actividades, desde visitar museos, hasta escuchar sesiones de música en plena calle. Madrid estaba hasta los topes de gente, pero afortunadamente el restaurante elegido se salvó de la masa hambrienta y no tuvimos que hacer cola.

Una de las recomendaciones que te dan para esa noche, es que no lleves coche y que uses transporte público. Es lo más razonable, porque además cortan varias calles del centro, y la cantidad de gente que hay cruzando por todas partes hace bastante incómodo desplazarse en coche. Hasta aquí todo genial.

Lo que ocurre es que cuando hay iniciativas de este tipo, las cosas se pueden hacer de muchas maneras, y creo que ayer hubo algo más que una noche en blanco. Creo que alguna planificación también se quedó en blanco, o como dice el gran Agustín Jiménez, "Aquí alguien se ha ido sin firmar".

Señores organizadores (que no sé quienes habéis sido). Si pretendéis llenar las calles de Madrid de gente, y que lo hagan en transporte público, pues digo yo que a alguien se le podría haber ocurrido aunmentar la oferta de dicho transporte de una manera proporcional al aumento de público. Lo que no vale, es que pongáis autobúses especiales para este día (que no entiendo por qué no eran gratuitos) con unos circuitos tan reducidos, y que no se aumente la frecuencia de los autobúses habituales, lo que hacía que estos fueran llenos hasta las trancas, con una imagen más propia de un país tercermundista que de una capital como Madrid.

Tampoco entiendo que no se mantenga el metro abierto durante toda esa noche. Ya sé que no se consiguió hacerlo en su momento para los fines de semana (lo cual es penoso) ¡Pero joder! ¿Para una sola noche tampoco?. Y para completar más la alegría de todos, la flota de taxis era absolutamente insuficiente.

El resultado era predecible: Gente deambulando por las calles en busca de un taxi libre que, cuando aparecía, se encontraba con decenas de brazos levantados (llegué incluso a ver una bronca por ver quién se adjudicaba uno de ellos). Autobúses que tardaban demasiado en pasar, haciendo que las paradas se llenaran de gente que no cabía, por lo que estos iban reventando. Yo mismo tuve que subir presionando a la gente que estaba dentro, y rezar por que la puerta no se abriera en marcha.

Desde que me planteé irme a casa a las 4:22am, hasta que conseguí subir a un bus (porque lo del taxi era ya de chiste) a las 05:30am, estuve acordándome de los organizadores de tan magnífica noche. Así que para mi próxima noche en blanco barajo dos opciones:

1) Preparar una magnífica batería de películas, unos buenos aperitivos y un lambrusco bien fresquito (léase "quedarme en mi casita").

2) Ir en contra de mis costumbres y salir con mi coche propio, justamente en la noche en la que te recomiendan que no lo hagas.

Lo que sí tengo claro que no voy a hacer es caminar como alma en pena por las calles de Madrid, mientras la mente creadora de tan magnífica situación circula a placer en algún vehículo oficial. Y créanme que por las cosas que escuché en el bendito autobús, no soy el único.

viernes, 21 de septiembre de 2007

Un día redondo

Está claro que lo que mal empieza, mal acaba.

Ayer estuve reflexionando sobre algunas cosas. Me preguntaba, por ejemplo, cómo era posible estar treinta minutos esperando un autobús en la plaza de Cuzco a unas horas en las que se supone que hay uno cada 5-7 minutos. Me imaginaba un Madrid olímpico, repleto de visitantes, colapsado, mientras los habituales de la zona resoplabamos oteando el horizonte, en busca del bendito transporte público al que tanto apelan nuestros gestores. Y no nos engañemos, yo abogo por el transporte público, pero también por una calidad de vida, y eso incluye no perder media hora de mi vida suspirando en un banco, cual Penélope en la estación (canción que me encanta, por cierto).



El caso es que anoche, en casa, me puse a charlar con mi hermana de lo humano y lo divino. Estaba relajado, con la guardia baja. Tal vez por eso no me percaté de lo que estaba ocurriendo. Poco a poco, me fui dejando atrapar por la sucesión de acontecimientos que se venían perpetrando en mi pantalla (una de plasma cojonuda que tengo en el salón). Cuando quise darme cuenta, estaba completamente pendiente de dos gemelas rubias, un transexual, una panda de veinteañeros hiperactivos y Mercedes Milá haciendo de maestra de ceremonias.

Nunca he sido seguidor de Gran Hermano, salvo quizá del primero, y a cachos (no tengo tanta paciencia). Pero de ahí en adelante, ha nacido toda una subcultura, con vocabulario propio incluido, que hace que no me reporte el más mínimo interés. Los chavales ya saben lo que ocurre fuera, se ha perdido la inocencia del primero, y nos inundan con palabras como "confesionario", "nominaciones", "edredoning", "pacto", etc.

Desde el primer momento ya saben a lo que van, lo que vende, lo que ocurrirá cuando salgan... es un sistema dibujado. Ya tenemos lista la nueva remesa de parásitos televisivos. Lo peor, es que son jóvenes y con las hormonas activas. Esto provocará que cuando salgan se relacionen con otras personas, que serán añadidos a la lista de parásitos que alimentan a los programas "del corazón" (creo que el nombre es adecuado, porque para mí representan un infarto televisivo).

Y sin ambargo me reí con el programa de ayer. Me hacían gracia el chico negro y el italiano, eran divertidos. La gallega enamoradiza, la transexual que me sorprendió al salir de la casa, por su saber estar en el plató, las gemelas (a las que entiendo gracias a este oído entrenado durante años en mis tierras gaditanas), en fin, todo un plantel de personajes que me retuvieron despierto una hora y pico más de lo normal.

Al final me acosté con una sensación extraña. Por un lado estuve entretenido, pero por el otro sigo estando en contra de estas fábricas de famosillos cutres. Ayer fue un día de excesos, sin duda.

Está claro que no hay que confiarse cuando uno se sienta delante de la tele... por si acaso. Y por si acaso también, hoy he venido en metro.

martes, 18 de septiembre de 2007

Unos minutos de publicidad

Últimamente hay veces que prefiero ver una tanda de buenos anuncios que una mala película. Y es que hay alguno que resulta digno de mención.

Que los disfrutéis!


Me parece un poco fuerte, pero en fin...


Este es bastante molón xDDD

domingo, 16 de septiembre de 2007

Virus

Tengo un resfriado del copón. Esto no mola.

Grrrr!!

viernes, 14 de septiembre de 2007

Ya falta menos para nadar mar adentro...

Cuando aquel dia de verano de 1989 los Héroes del Silencio aterrizaron por San Fernando de Cádiz, eran unos perfectos desconocidos para mí. Nada hacía presagiar que se convertirían en la banda de rock más importante de España en los 90, y la más internacional también.

A los Héroes normalmente se les odia o se les adora. Yo soy de estos últimos, y por ello estaré desgañitándome en Zaragoza el día 10 de octubre. Me imagino el campo lleno de treintañeros nostálgicos, algún cuarentón y seguramente mucha juventud. Y es que hay muchos chavales que sin haber vivido plenamente la época en que Héroes arrasaban, se han convertido en verdaderos fans de la banda a la que nunca han visto en activo.

Personalmente debo agradecer a Bunbury que me hiciera sentir la necesidad de cantar, y también el valor para intentarlo. Creo que si sumara los minutos en los que he estado cantando algún tema suyo, hablaríamos de semanas o meses. Y no exagero.

Sé que este regreso es un poco ficticio, que es sólo una gira. Les veo más arrugados, más viejos, y seguramente estén un poco oxidados. Pero son los Héroes, los auténticos. Y eso es todo lo que necesito saber para querer estar allí cuando se disipe el humo y se dibujen las figuras de estos cuatro sinvergüenzas, que un día me hicieron gritar como un loco, mientras aporreaba mi guitarra en mi habitación.


Video promocional de la gira que los Héroes van a hacer ya mismo!!


Esta chica hace una versión particular de una de mis canciones favoritas. Me recuerda cuando yo hacía lo propio, para disgusto de mis vecinos... solo que ella entona mucho mejor que yo, jejeje!


Y por supuesto...

La que es mi canción favorita de Héroes. Una vez leí una obra de teatro, de Alejandro Casona, que se llama La Sirena Varada (y que recomiendo). Juraría que Bunbury la ha leido... :o)

martes, 11 de septiembre de 2007

Ángeles Caídos

Hay una serie de tópicos de los que tengo claro que en buena medida son ciertos. Uno de ellos es que cuando las cosas te van bien, a la gente le gusta estar a tu lado. Pero cuando las cosas van mal, a la gente lo que le mola es despellejarte, a no ser que te quieran de verdad. Por eso es en las épocas chungas cuando descubres a tu gente, son esos que la mierda no ha conseguido arrastrar.

Algunas veces he intentado ponerme en el pellejo de esas personas que desde que han sido unos críos, se les ha convertido en semidioses mediáticos. La vida a su alrededor está realmente distorsionada, y la percepción que tienen de sí mismos, sobretodo en relación al mundo que les rodea debe ser, como mínimo, errónea. Y no se dan cuenta de que en realidad van camino del calvario y el martirio (y mira que del tema de dioses estamos documentados desde hace bastantes años... pues nada, no lo pillan).

Acabo de leer que Britney Spears, la lolita rubia que enamoró a medio planeta, ha reaparecido en los escenarios después de 3 años de sequía musical. Pero claro, era complicado que después de un par de críos, un rapado a lo teniente O'Neal y demasiadas drogas lo que apareciese en el escenario fuera aquella lolita que todos teníamos en mente. Sobretodo sabiendo, como sabíamos, el recital de fiestas y excesos que la moza ha venido regalando últimamente. Así que la prensa y algunos blogs han puesto a la niña de vuelta y media. Que si gorda, que si drogada, que si patética... justo lo que una persona enganchada a las drogas necesita para salir a flote. Y es que por momentos pienso que hay quien desearía que se destrozara del todo, para ver su entierro desde casa, con los documentales sobre su tórrida vida, mientras piensan "pobre niña rica".

Imagino todos esos años escuchando lo preciosa que era, lo sexy y graciosos que eran sus movimientos, las miles y miles de fotografías, guardaespaldas, dinero, viajes, lujos... Toda esa jauría a su alrededor, dorándole la píldora, esperando su premio como rémoras. Digo yo que la Britney, sucumbiría a tantas gilipoyeces, y en algún momento la corriente se la llevó. El sueño virginal de tantos y tantos, se transformó en un putón de discoteca (uno de tantos), cocainómana, borracha y exhibicionista, que dió paso a la caricatura que tristemente hoy todos conocemos.

Y me pregunto de quién es la culpa. Porque ella ha sido la que se ha metido todas y cada una de las rayas. La que ha apurado las copas, la que se ha follado todo lo follable bajo el amparo del éxtasis (o lo que sea que se meta esta cría). Pero no sé yo si es culpable del todo. Me pregunto cómo sería yo, si el mundo a mi alrededor hubiera sido el que ha vivido esta cría (porque para mí, a sus 25 tacos, sigue siendo una cría en muchos aspectos). No sé, yo creo que en general, esta sociedad es envidiosa y cochina, y cuando uno de los que tenemos por encima (porque lo hemos subido entre todos) cae al suelo, en vez de darle la mano, lo pisamos como diciendo "Mira esta... quien te ha visto y quien te ve". Y es que ahora es más útil como carroña que como estrella. Creo que es difícil que se le perdone todo, pero tampoco creo que seamos quienes para perdonar nada.

A mí me da pena, mucha pena. Aunque no más que la que me da cualquier otro yonki que veo por las calles recogiendo colillas, supongo que la diferencia es haber visto poco a poco el proceso. Personalmente le deseo que se recupere, aunque creo que en el mundillo en el que se mueve, va a encontrar de todo menos facilidades.

Y a todos esos que la llaman gorda, me gustaría verles la cara de capullos que tienen. Puede que Britney ya no tenga el cuerpo que tenía, pero creo que todavía sigue siendo alguien que merece un respeto... como lo merecemos todos. Ojalá le eche narices y salga a flote. Sería la mejor bofetada a todas esas hienas que esperan que caiga de nuevo. Pero seguro que si lo consigue, vendrán de nuevo todos a aplaudirle, a decirle ¡Bravo, Britney! ¡Te queremos, Britney! Penoso...


Esta foto se llama "la gorda". Habría que ver al fotógrafo...

jueves, 6 de septiembre de 2007

Dejarse la piel

Supongo que el debate sobre las prendas de piel, sobre si es necesario matar animales o no para usarlos como abrigos y este tipo de historias, pues es ya bastante antiguo.

No voy a entrar en ese debate, mi postura está clara, soy socio de Greenpeace y siempre he pensado que matar de manera innecesaria es absurdo. Yo como carne, sé que hay cosas que mejorar en el trato por parte de las industrias cárnicas y cosas así, pero lo de usar pieles cuando hay miles de tejidos sintéticos, pues no me convence.

El caso es que ha llegado hasta mí un vídeo con imágenes duras... muy duras. No he terminado de verlo, no he podido. Lo cuelgo aquí con la esperanza de que algún día se termine con este tipo de actividades. Supongo que en parte es utópico, pero me siento en la obligación de criticarlo.

Este vídeo me ha dejado jodido. Si eres sensible, no lo veas... aunque eso no hará que las cosas cambien.

lunes, 3 de septiembre de 2007

El club de la lucha

Muchas veces he leído entrevistas a chicas que han triunfado como modelos, o he visto algún reportaje, en los que aparecía la protagonista en cuestión contando sus peripecias hasta llegar a ser una cotizada profesional. En la mayoría de casos, suelen decir cosas como "he tenido que luchar mucho para llegar hasta donde estoy".

Sinceramente, siempre había creído que aquella expresión no era más que una forma de hablar, pero lo que es la ignorancia, resulta que no, que hay que luchar (y mucho) para conseguir las mieles del éxito. Sirva de ejemplo una muestra:


Yo creo que la morena se deja ganar...

Más de lo mismo...

A alguno le parecerá que muchos de los que criticamos esta "costumbre" que tiene Manu Sánchez de ir por la vida aprovechándose del trabajo de los demás, pues somos un poco cansinos. Bueno, puede que seamos cansinos, pero visto lo visto, es la mejor forma de luchar contra este tipo de prácticas. Al fin y al cabo, si el prestigio que ha conseguido proviene en gran medida del plagio, parece justo que sea también el plagio desenmascarado el que acabe con esa fama inmerecida de gran humorista.

En muchos sitios tildan a grandes cómicos de envidiosos, por criticar las malas artes de Manu. Así, cómicos como Albert Boira y Toni Moog son insultados por gente que defiende a este individuo a toda costa, y no son los únicos. Hay quien alegremente dice que salvo Manu, el resto de cómicos son unos sosos, unos gilipoyas y cosas así. Bien es verdad, que hacen gala de una buena dósis de ignorancia, a juzgar por las chorradas que dicen, pero es justamente esa ignorancia (como carencia de información, no como insulto) la que está permitiendo a Manu alcanzar fama y éxito.

Ha aparecido un nuevo vídeo en youtube con más ejemplos de plagio, donde podemos disfrutar del talento de Manu a la hora de copiar. Desde luego, lo que no se le puede negar al chaval es que tiene buen gusto eligiendo víctima, porque fusila a los mejores.

No puedo hacer más que difundirlo, a ver si por fin la opinión pública se entera de lo que ocurre. Como siempre, continuarán las hordas de defensores aférrimos de Manu, pero supongo que es imposible pretender que la lógica y el sentido común inunden las mentes del 100% de la población.

sábado, 1 de septiembre de 2007

¡A ver si os enteráis ya!

Supongo que si no a todos, a muchos nos han soltado eso de "Te quiero como amigo". Pues bien, esto es un mensaje para todas vosotras!



Así que mucho ojo con lo que hacéis...

viernes, 31 de agosto de 2007

Supermodelo 2007



Pues nada, sigamos confundiendo a la peña.

jueves, 30 de agosto de 2007

Un segundo de frikismo

¡Las manitas sobre la mesa!

Me he encontrado este vídeo, y me ha parecido digno de propagación.



Yo creo que es de coña, tiene que serlo... porque si no lo es, entonces acojona. ¿Donde ha quedado el "pintar, pintar" de Espinete y sus secuaces? Me imagino a Epi y Blas recomendando a los críos de toda España: ¡Chicos! ¡No hay que tocarse la colita!

En fin, qué cosas...

Taxistas

Está claro que la mejor forma de equivocarse es generalizar.

Pero de un tiempo a esta parte vengo observando que muchos taxistas, por algún motivo que desconozco, tienden a confundir las monedas de dos euros con las de cincuenta céntimos. Y qué curioso, nunca es a favor del cliente...

Uno se monta en un taxi, viene de tomar unas cañas con los amigos, es la una y pico de la madrugada y lo que quiere es pillar la camita lo antes posible. El taxista te da el cambio, está oscuro, tampoco vas a sacar el móvil para iluminar el puñado de monedas, te despides y te bajas. Cuando las farolas te muestran la realidad, el tunante se aleja a toda pastilla.

No me ha tangado mucho, sólo un euro con cincuenta, pero es la segunda vez en un año (no cojo demasiados taxis, así que para mí es una frecuencia alta). Y como sinceramente pienso que los taxistas no son gilipoyas, he llegado a la conclusión de que son justo todo lo contrario: unos listos.

Insisto en que no quiero generalizar, pero estas cosas me cabrean enormemente. Hay que ser miseria para ir rascando monedas de esta forma a las personas que les damos de comer. Gente así, son las que dan fama a todo un colectivo de trabajadores, y menuda fama...

Mi hermana (he hablado de ella alguna vez), ya se ha topado con un taxista que se masturbaba mientras conducía, porque la observaba por el retrovisor. Y otro pájaro que le dió un paseo antes de dejarla en casa, no sin antes hacerle sacar dinero de un cajero, porque con la ruta turística excedió el presupuesto que ella había calculado. Luego me enfado con ella y le digo que coja un taxi cuando sale, que no vaya sola al metro a horas muy chungas, pero claro, si sales del fuego para caer en las brasas, pues te quedas con pocos argumentos.

Desde aquí quiero desearte, querido taxista, que todas esas "propinillas" que te granjeas a base de estafar a tus clientes te las gastes en medicinas. No voy a generalizar, ya lo he dicho varias veces, pero habéis conseguido que cada vez que coja un taxi, revise el cambio minuciosamente antes de bajarme, porque amigos míos, las propinas las decido yo. Y a partír de ahora tenderán a cero.

martes, 28 de agosto de 2007

Castings

Siguiendo un poco la moda (¡La moda! ¡Qué bueno! ¡Me ha salido sin querer!) de los blogs que suelo visitar, voy a poner un post sobre el ignominioso programa "Supermodelo 2007".

Hablar sobre si este tipo de concurso es más o menos lícito, o si es deplorable, etc, no aporta mucho a lo ya mencionado en muchos foros.

Pero es curioso cómo este tipo de programas va evolucionando. Primero nos venden el programa, que ya de por sí es bastante. Luego nos meten los castings (un filón abierto por OT, del que el factor X hizo su bandera de presentación, y que ahora parece casi imprescindible en cualquier programa que se precie).

Pero es que ahora además, está el "juradocabrón" como un elemento más de la lista de personajes de esta novela. Molaría que otros programas tomaran ejemplo y sacaran a la luz los castings de sus concursantes. ¿Os imagináis el casting de "Saber y Ganar"?

Bueno, os dejo un vídeo de los que he visto al hilo de esta historia, y que me ha parecido interesante. La gente parece que empieza a darse cuenta de que los conflictos con el jurado venden, y alguna pensará que ya que no va a entrar en el programa, por lo menos sale en los castings y en youtube, y amigos míos, esa es una publicidad nada desdeñable en los tiempos que corren. Y si no, que se lo pregunten al koala, que ya debe llevar construido un rancho a base de corrales.


Yo no sé si esta chica tendrá novio, pero si lo tiene, debe ser un tío con mucho tacto. En caso contrario, dudo que siga vivo.

Proyectos

Dicen que lo más bonito de toda relación es el principio, que es cuando hay romanticismo, emociones y cosas de esas. Así que si lo trasladamos al mundo laboral, lo más bonito de todo proyecto debe ser el principio, con la ilusión y la excitación inicial.

Lo que pasa es que si tienes demasiados proyectos entre manos (algunos bastante divergentes entre sí), la cosa empieza a convertirse en un caos, una especie de pisto de ideas que si bien no se mezclan, por lo incompatibles que son, sí que se influyen mutuamente.

Dicen que quien mucho abarca poco aprieta, y no me molaría nada que me ocurriera eso. De momento el efecto es cojonudo, porque con cada proyecto consigo desconectar del otro, lo que me ayuda a no obsesionarme. Pero al mismo tiempo tengo la sensación de que si no me concentro al 100% en una cosa, no consigo sacarle todo el jugo. Al final me pasa lo de siempre, que tengo la sensación de echarle horas de más a la parte equivocada, suponiendo que exista alguna. Es como en las colas del super, que siempre termino poniendome en la que tarda más.


"Currando" en Niza, proyecto WIDENS

Lo chungo es cuando estoy sumergido en lo más profundo de una tarea, y de repente, siento que ya no estoy enamorado. Romper no siempre es fácil, y hay veces que las relaciones se alargan por muchos motivos que poco tienen que ver con el amor. Entonces es cuando siento que los minutos se me caen por algún agujero en los bolsillos del pantalón. Supongo que parte de la vida consiste en evitar esos agujeros, pero creo que es imposible evitar perder una buena suma de minutos mientras tratas de remendar esos agujeros. Por lo demás, muchas veces no deja de ser una sensación, que puede estar distorsionada por muchas cosas.

El trabajo dignifica al hombre... ¡Pero quita demasiado tiempo!

lunes, 27 de agosto de 2007

¿Descanso?

Este fin de semana lo he pasado en El Espinar, en plan familiar.

Como ha diluviado, y hacía un viento de la leche, pues no ha sido tampoco muy movidito, sino más bien casero. Esto se supone que implica "descansar", pero ojo, no hay que menospreciar la capacidad de agotamiento que tienen este tipo de eventos.

Para empezar, he comido en dos días el equivalente a una semana. Así que tengo la barriga como si me hubiera tragado el balón de NIVEA. He dormido la primera noche en un sofá cama. Algunos de estos cacharros deberían estar catalogados como aparatos de tortura. La segunda noche en un colchón de esos autohinchables, que a simple vista parecen acogedores, pero que no dejan de ser otro aparato de tortura, sobretodo si ya vienes tocado de la noche anterior.

Por lo menos lo he pasado bien, y aunque el tiempo como digo no acompañara, lo cierto es que ha merecido la pena salir de Madrid. El sitio es muy tranquilo, hemos visto halcones, relámpagos y goterones de agua del tamaño de Cuenca. Las mellizas han cumplido un año y el verano empieza a enseñarnos el culo mientras comienza a alejarse... y estoy molido.

martes, 21 de agosto de 2007

Un poco de musiquita

Hoy quería colgar un vídeo de los B-Movie, pero el que encontré en youtube tiene desactivada la opción de ponerlo embebido, así que pondré este otro. Al fin y al cabo, lo importante es la canción, jeje!


Nowhere Girl, de los B-Movie

El día que escuché esta canción por primera vez, fue con mi amiga Skadhy en el garito donde curraba ella. Y luego el chapapote contaminó mi orilla... ¡Vaya nochecita!

Por cierto, en gran medida ella es la culpable de que me llame Salomón, así que un saludo desde aqui para la Su.

Kesos!

viernes, 17 de agosto de 2007

¡Simpsonizado!

Ya sé que estas cosas son un poco infantiles, y que es la típica gracia que recorre la red, y de repente todo el mundo quiere participar. Pero qué queréis que os diga, no creo que llegue a ser lo suficientemente famoso como para que algún guionista de la serie me incluya en alguna aventura, codo con codo con Homer.

Así que me lo he tenido que currar yo... Hombre, no es que se parezca del todo a mí, pero es que lo de los retratos robots no se me dan bien.


Mi yo Simpson, en el Badulaque

El que quiera uno que se lo curre aqui

Estreno

Dicen que a cada cerdo le llega su San Martín, y puede que el mío se esté acercando.

Anoche me acerqué por La Chocita del Loro, a echar un vistazo más que nada, ya que en la web no decían nada sobre quién actuaba ni nada.

Cuando llegué (un poco tarde) Emilio Feijoo estaba sobre el escenario, guitarra en mano, y la peña se estaba partiendo la caja con sus movidas. En cuestión de cinco minutos llegó el descanso y ya estuvimos charlando. Me comentó que estaba él solo, y que volvería a subir después del descanso.

Me dijo entonces que si quería subir a hacer unos minutos, y por supuesto le dije que no...¡Me pilló de sorpresa! Pero Emilio no se dio por aludido, y el tío empezó a configurarme una breve presentación. En esto es un poco como mi madre, que te pregunta si quieres que te eche más en el plato, pero es una pregunta retórica, porque ella va a echar más hasta que el plato ponga los límites, digas lo que digas.

Así que al verme acorralado, no tuve más remedio que aceptar. Por otra parte, yo a veces soy como los del anuncio de ING, que necesito un empujoncito (en este punto no quiero bromas sobre el el colectivo homosexual, al que respeto prufundamente).

No fue mucho tiempo, afortunadamente para el público y para mí, porque estaba un poco bloqueado por la sorpresa. El micrófono era demasiado bajo, las luces me cegaban y no veía una mierda, pero esas cosas uno no se las plantea hasta que se sube al escenario. Tuve que sentarme. Y por fin he hecho mi primera presentación.

Fue excitante, y ya tengo ganas de volver a hacerlo. Sabía que esto enganchaba, pero ríete tú de la nicotina en lo que a velocidad se refiere. Ahora tengo unos cuantos días para intentar prepararme algo. Pero lo importante para mí es que por fin he subido los escalones del escenario, y nada menos que en La Chocita del Loro.

En fin, que me ha hecho ilusión. Espero que este sea el comienzo de una bonita amistad entre el micrófono y yo.

jueves, 16 de agosto de 2007

Gica

El día 6 de agosto, hizo un año que se fue. Pero no nos olvidamos de ella...


Gica

Realidad vs Ficción

Hoy estaba pensando en qué cosas son las que nos hacen ser como somos, qué influencias nos empujan en una dirección u otra, cuáles son las líneas que guían nuestros caminos. Y me doy cuenta de que buena parte de ellas están construidas sobre historias irreales.


El barco de Chanquete

Nos dicen cómo debe ser una persona correcta, nos inyectan moral, o nos dibujan el camino que debemos seguir para hacer de nosotros "hombres de provecho" (de esto Zipi y Zape saben tela). Lo malo es que muchas de esas historias están incompletas, y es justo la parte que falta, esa que no se explica, la que termina por fastidiar. Es como si te dan un manual, pero al final te quitan las últimas páginas y te dicen: ¡A partir de aquí te buscas la vida!

Seguimos los patrones de conducta que se han establecido como un estándar entre las personas, y lo peor es que cuando nos salimos por la tangente, asumimos que somos unos marginales, unos raros, unos rebeldes. Si el camino aceptado socialmente como bueno es distinto al nuestro, debe ser que el nuestro es malo. Lo triste de esto, es que hay gente que se lo crée, y son infelices por ello.

Así, si dejas los estudios eres un fracasado. Si no te casas antes de cierta edad se te pasa el arroz. Si no tienes hijos, te comparan con tus amigos que sí los tienen. Hay que comprarse un piso (o vender el alma a algún banco), tener un curro, una estabilidad, una familia. Hay que seguir el camino, como si fueramos fichas de parchís, dando saltos de entre una y seis casillas, pero siempre en la misma dirección. Vivimos una vida de libro de instrucciones, donde buena parte del trayecto consiste en hacer caso de lo que te dicen. Empiezas en preescolar agujereando un dibujo con el punzón, y terminas marcando la casilla que decide entre entierro o incineración. El caso es seguir el rumbo que te han señalizado.

Supongo que luchar contra esto es incompatible con vivir en una sociedad, o al menos lo será en muchos aspectos. Pero creo que no es mala idea hacer de vez en cuando un ejercicio de aceptación, y darse cuenta de que la vida no consiste en ser capaces de mantener el equilibrio sobre una raya que otro haya dibujado. Es mejor caminar sin estar tan pendiente de dónde pones los pies. Puede que de vez en cuando pises algo desagradable, pero seguramente verás muchas más cosas que si estás siempre pendiente de poner el pie en el lugar "correcto".

Yo creo que hay que ser honestos con las personas y con nosotros mismos. No hacer daño gratuito e innecesario, y tratar de ser felices, sea lo que sea la felicidad. A partir de ahí, sobran las recetas, porque en muchas ocasiones dejan de ser una ayuda para convertirse en paredes. Las paredes de un enorme pasillo por el que terminamos caminando la mayor parte de nuestras cortas vidas.

lunes, 13 de agosto de 2007

Balance

Estos días he estado reflexionando un poco, haciendo una especie de balance sobre objetivos, metas conseguidas, fracasos... no sé, lo que se supone que es un balance, pero así a ojo, muy por encima, aprovechando las vacaciones. Nada como alejarte de las cosas para que quepan dentro del objetivo.



Dicen que la ocasión la pintan calva, y ciertamente estoy convencido de que muchas cosas hay que pillarlas en el momento, pero otras hay que meditarlas, observarlas, madurarlas... Porque luego son los arrepentimientos. Y eso que no soy de los que se recrean en comparar lo que se hizo con lo que se debió hacer, o al menos no demasiado, pero a veces termino sucumbiendo a la tentación. Estos días, por ejemplo, lo he hecho varias veces.

Entre los cientos de miles de asuntos que tengo pendientes, algunos se están convirtiendo en una especie de joroba sobre mi espalda, que son imposibles de ignorar, pero que no termino de extirpar de mi vida. Y me pasa con muchas cosas, no todas intangibles (sólo hay que ver cómo tengo el trastero de casa, lleno de cosas inútiles, pero que no termino de arrancar de mi vida de una vez por todas). Otros funcionan como una especie de cordón umbilical, que me mantienen en conexión con etapas de mi vida que debí cerrar hace ya muchos años.

Siempre me pongo plazos, me obligo a hacer cosas que ya no me apetecen, con la intención de poner punto y final a esas tareas, pero siempre aparece algo que me resulta más atractivo y que termina por absorberme del todo. Y como me conozco, lo que hago es ir diciendo lo que voy a hacer a las personas que tengo más cerca, para que sean ellos los que me vayan recordando constantemente mis compromisos, como pequeñas fustas programadas para hacerme reaccionar cuando se me pasa el interés inicial que acompaña a todas mis pretensiones. Yo a eso le llamo falta de voluntad.

Todavía no estoy calvo, pero el proceso ha comenzado. Es como si de repente mirara hacia atrás y viera cómo el tiempo me persigue. En realidad lleva haciéndolo desde hace mucho, pero uno no termina de darle importancia hasta que hace balance, y se da cuenta de la cantidad de cosas que quería hacer y no ha hecho.

Hace poco, un taxista me dijo que el prudente siempre llega tarde, y creo que por ahí van los tiros que me están alcanzando. Sé que moriré con muchos asuntos pendientes. Yo no tengo ningún Atreyu que termine las historias por mí, pero de repente siento una impaciencia que me inquieta, y no me mola nada el motivo.

sábado, 11 de agosto de 2007

20 años después


Durante todo este tiempo, he querido ir allí, pero por un motivo u otro no llegaba la ocasión.

Un día, estaba por Segovia de excursión con el colegio, y me dio por comprarme una cinta de Alan Parson, con el disco "Gaudí". El tema principal era "La Sagrada Familia", y me encantaba. Por fin he estado allí, y a pesar de haberles dado veinte años de márgen, los tíos no la han terminado. Sigue llena de andamios y grúas.

También me encantó el parque Güell. La foto es de allí.

Barcelona ha resultado ser un sitio estupendo, aunque con un calor húmedo y pegajoso que por momentos hacía insoportable pasear.

Luego nos fuimos a Andorra, y un poco al sur de Francia, la zona de los Pirineos. No fueron muchos días, pero ha sido un no parar de moverse.

La segunda mitad de las vacaciones las he pasado en Cádiz, con la familia y los amigos. Y aunque tampoco hemos parado, la sensación es que ha sido en Cádiz donde he descansado de verdad.

Pero se acabó lo bueno. Y es que ya lo cantaban Los Módulos: Todo tiene su fin. Ahora toca aterrizar y ponerse las pilas, porque empieza "lo divertido". No quiero ni pensar en este lunes, así que no lo voy a hacer. Y ahora voy a ir a comprar algo para hacer de comer, que me pilla el toro como siempre.

lunes, 30 de julio de 2007

Aniversario

Hoy es 30 de Julio.

Hace un año ya, y parece mentira. No creo en las fechas, ya no. No es un día especialmente diferente al de ayer, y el agujero tiene el mismo tamaño. Pero es inevitable caer en la cuenta.

Te echamos de menos.

domingo, 22 de julio de 2007

DESPERTARES

Cuando anoche me acosté, no imaginaba que el despertador iba a sonar esta mañana de una forma diferente. En vez de la musiquilla estúpida (pero eficiente) que tengo puesta como despertador, lo que me despertó fue una llamada desde un número desconocido, pero de voz familiar: era mi hermana usando el teléfono de otra persona, llorando nerviosa y diciendo repetidamente "me han robado".

El caso es que saliendo de un garito por Carabanchel, un chico magrebí, de aspecto cuidado, le preguntó por la parada de metro, y cuando ella quiso explicárselo el individuo le exigió que le diera todo lo que tenía en el bolso. Ella lo hizo. Había más gente por la zona, ya eran casi las siete de la mañana y había bastante luz, pero ni ella fue capaz de pedir socorro, ni hubo quien se percatara de la situación.

La cabina telefónica no funcionaba (sé que es extraño, pero os juro que es cierto). Así que le pidió el teléfono móvil a un señor que estaba paseando a un perrito, y al cual le estoy muy agradecido, porque es quien estuvo todo el rato con ella, y me llamó para informarme de dónde estaban esperandome cuando fui a recogerla.

Ya hemos anulado las tarjetas, no hay movimiento alguno así que todo OK. Ya hemos bloqueado la línea del móvil, y mañana enviaré el IMEI para que tampoco sirva el terminal (si no es pa mí, no es pa ningún chorizo). Y como el dinero, el NIF y las llaves de casa iban en otro monedero que el chorizo no vió, pues el efecto final es que mi hermana se ha quedado sin teléfono (30 euros de plan renove), y tendrá que recoger tarjetas nuevas en el banco. Pero como el teléfono también será anulado como digo, el resúmen es que mi hermana pierde el teléfono y se lleva un disgusto, además de la humillación y la impotencia. El resultado para el macarra es que tiene un teléfono que pronto servirá solo de pisapapeles, un par de tarjetas de plástico inútiles y algunas fotos de personas que ni conoce ni le importan.

Quiero agradecer el trato de los policías nacionales de la comisaría del distrito de Latina (junto a la antigua cárcel de Carabanchel), que han sido muy amables y han conseguido incluso hacer reir a mi hermana, que iba llorando todo el rato. Y desearle al macarra que le dió el susto que le salga un forúnculo lo más cerca posible del ano. No es grave (no soy tan mala persona), pero es jodido.

Esto está a la órden del día, lo sé, pero me fastidia que a partir de ahora mi hermana tenga que ir acojonada cada vez que se cruce con algún individuo por la calle. Ella es de las que piensa que todo el mundo es bueno, y que no hay que prejuzgar a las personas. A lo mejor viene con la costumbre de vivir en San Fernando de Cádiz, donde casi nunca pasa nada. A lo mejor ahora comete el error de etiquetar a las personas por su raza o sus pintas (no lo creo), o se pasa un tiempo obsesionada con que le vuelva a ocurrir. Pero trataré de que no sea así. No quiero que ese individuo se lleve más de lo que ya se ha llevado, y no lo va a hacer.

Jódete, macarra de mierda. Tu forúnculo está en camino, porque en esto de los deseos, cuando me pongo no fallo.

lunes, 16 de julio de 2007

ANDALUCÍA

Anoche llegué a Madrid, pero es sólo un intermedio. En un par de semanas me largaré de nuevo a recorrer nuevos lugares, y otros no tan nuevos.

Esta semana ha sido un poco confusa, y finalmente agotadora. El calor gaditano ha hecho mella en mí, el levante en calma me ha anulado como a un insecto, y por momentos parecía infectado por la mosca tsé-tsé. Aún así he tenido la oportunidad de sumergirme en las aguas de la Caleta, y también de los Caños de Meca. He ido a la feria del Carmen y de la Sal, he visto a familiares y amigos, he comido en casa, he dormido como una marmota y tengo la cara más colorada que la puerta de un horno. Vamos, que me ha cundido.

Pero este viaje ha sido especialmente evocador. Han venido a mí recuerdos de años atrás, porque de un modo u otro he tenido que cruzarme con personas, lugares y cosas que me han hecho viajar en el tiempo. Esta vez he sentido más que nunca lo lejos que estoy de aquel día que me subí a un autobús, viendo cómo Cádiz se alejaba por la ventanilla trasera. Ahora la gente me pregunta que qué tal por los Madriles, y suelen terminar diciendome: "Tú ya te quedas allí ¿No?". Yo siempre les digo que sí.

Cuando decidí comprar aquel billete, pensaba que podría invertir un año aquí en Madrid, aprender lo suficiente como para encontrar un buen trabajo en Cádiz, y vivir mi vida donde pensaba que era el mejor sitio del mundo. Mi familia, mis amigos, todo lo que quería estaba allí, y el regreso era mi objetivo. Menudo iluso...

De esto hace ya seis años y medio, y ahora me doy cuenta de que probablemente nunca regrese de manera definitiva... salvo quizá de jubilado. Madrid tiene muchas carencias, pero también me ofrece cosas que Cádiz no puede darme ahora, y que necesito.

Desde aquí, quiero dar las gracias a las personas que han hecho posible que Andalucía, probablemente una de las zonas más ricas de toda España, sea uno de los lugares donde más problemas tiene la juventud para comenzar una vida digna. El trabajo es precario, las oportunidades escasas, son pocas las inversiones en algo que no sea el turismo y el servilismo a los pudientes. Gracias, señores políticos por consentir el éxodo masivo. Al menos puedo conservar a mis amigos de siempre, porque casi todos están aquí en Madrid, huyendo como yo de los desgraciados que te pagan cuatro duros por currar como un cabrón, con la amenaza constante de una interminable cola de parados esperando tu puesto.

Hoy me siento gaditano, y me tocan los cojones la panda de sinvergüenzas, vagos y maleantes que sangran mi tierra y la hunden en la miseria. Hay basura que el levante no consigue arrastrar.

viernes, 6 de julio de 2007

VACACIONES

Me piro de vacaciones.

Probablemente no escriba nada hasta dentro de 9 ó 10 días, al menos en el blog. Se supone que escribir sí que escribiré (tengo que hacerlo).

Estos últimos días han sido un empujón de ánimos constantes a que me lance de una puñetera vez, y deje de pensar tanto. La verdad es que he reflexionado sobre el tema y creo que tienen razón, de hecho, hasta para dárles la razón he tenido que hacerlo reflaxionando y dándole vueltas a la cabeza.

En fin, que hasta pronto.

miércoles, 4 de julio de 2007

Maltrato a los animales

Vaya mierda de cuerpo que se me ha quedado.

Estaba viendo algunos vídeos chorra, y me econtré con este que os pongo. Al parecer ha sido censurado por la crudeza de las imágenes de maltrato a los animales. Y es que es la típica estrategia que demuestra la actitud inmadura de esta sociedad ante problemas graves: cerrar los ojos. Tampoco es extraño que hagamos esto a los animales, sólo hay que ver lo que nos hacemos entre nosotros mismos. En fin, no os digo que lo disfrutéis, porque no creo que sea la palabra. Espero que al menos haga reflexionar. Un saludo.

lunes, 2 de julio de 2007

Plagio

Hace unas semanas que se está hablando mucho en foros de cómicos sobre el plagio. Uno de los más insignes presuntos plagiadores del momento es el señor Manu Sánchez, el cual no solo ha conseguido fama y reconocimiento, aparentemente copiando a otros cómicos, sino que encima se le va a dar un programa en Antena 3 (Un claro ejemplo de lo que se puede conseguir gestionando bien el trabajo ajeno).

Han sido muchos los que han denunciado públicamente que este tipo copia descaradamente a otros cómicos, pero hay mucha gente que le defiende a toda costa. Es triste, pero es real. Y muchos se escudan en que Manu es más "gracioso", o incluso en que es Andaluz, como si fuera un orgullo que un compatriota tuyo esté arriba a base de fusilar el esfuerzo de los demás. No lo comprendo.

Alguien se ha currado un video con los "antes" y los "después" de algunos monólogos. Así que si alguien que lea esto piensa que estoy faltando el respeto al tal Manu, que vea el video y reflexione. Por supuesto, seguirán defendiendole algunos, pero es que hay gente pa tó.

viernes, 29 de junio de 2007

Ensayo general

Este fin de semana será por fin el ensayo general!!

Me voy a la playa, a Cullera, a ensayar las poses que luciré este año en las playas y piscinas de la geografía española. No será fácil. Tendré que bañarme, tomar el sol, beber cositas fresquitas en los chiringuitos. Nada de simulaciones ¡todo real!

Hasta el atasco en la A3 será real.

miércoles, 27 de junio de 2007

pequeño

Hoy me siento pequeño.



Las cosas que escapan a mi control no me sientan bien. Me cuesta aceptar que hay veces que no puedo hacer más de lo que hago. Y cuando lo que hago no basta, soy consciente de la incapacidad, y me afecta. Es entonces cuando tengo la necesidad de crecer, y crecer, y crecer...

Pero sé que en la vida, las adversidades son como las pizzas: Si las vas cortando en porciones, es más fácil que te la comas entera. Sé que puedo con ella, lo he hecho otras veces y volveré a hacerlo. Es sólo que mientras mastico, me siento cansado y desanimado.

Voy a por algo de beber, eso facilitará las cosas.

jueves, 21 de junio de 2007

OCUPADO

Llevo varios dias sin actualizar, pero es que ando bastante liadillo en el curro. Cosas de los plazos de entrega.

Pero la semana que viene vuelvo a estar operativo (o eso espero).

viernes, 15 de junio de 2007

¡Ya es verano!

Ahora ya sí, da igual si llueve o hace frío. Tengo jornada intensiva, luego ya es verano de forma oficial.

Llevo mucho tiempo pensando en la cantidad de cosas que tengo aplazadas "para cuando tenga la jornada intensiva". Pero hoy, en mi primer día, tengo la sensación de que no me va a dar tiempo a todo. Aunque estoy realmente dispuesto a que no sea así. Es cierto que habrá muchos intrusos cotidianos, y pienso afrontarlos, pero no dejaré que me devoren como otras veces.

Estos días andaré organizándome, dentro de lo posible, para que las cosas vayan saliendo poco a poco. Tengo que hacer balance, y así de primeras, caigo en la cuenta de que efectivamente no he hecho la declaración de la renta, tal y como predije.

Y una de las cosas que me gustaría hacer es irme de viaje, aunque sea un par de días, pero lejos... muy lejos. No sé si en el tiempo o el espacio, pero lejos. Necesito (necesitamos de hecho) cortar el ritmo que llevamos de un tiempo a esta parte. Hay que aprovechar que ahora por cuatro duros te puedes pillar un avión a miles de kilómetros, donde la gente habla de forma extraña y la comida sabe diferente. Hacer fotos que luego te evocan recuerdos. Es curioso como muchas veces no te acuerdas de las cosas que has vivido hasta que ves una foto, y entonces dices "¡eh! ¿Te acuerdas de cuando estuvimos aquí?".

El problema fundamental es de horarios, pero confío en poder dar con un hueco un día de estos.

Y ahora vuelta al tajo, que está la cosa apretada.

miércoles, 13 de junio de 2007

Turismo laboral

Llevo un par de días haciendo de anfitrión de un grupo de escandinavos, con los que trabajo en un proyecto.

En realidad me gusta que vengan, porque son gente muy agradable. Pero sobretodo porque son la excusa perfecta para ir a cenar a sitios "típicos". Y como la vez anterior fuimos a un asturiano, esta vez nos decantamos por pescaíto frito y manzanilla. Sí, sé que el mío a veces es un trabajo duro... ¡pero otras me encanta!

La siguiente cita será seguramente en Oslo, pero creo que a mí me toca quedarme. A la que sí espero poder ir es a la demo final en Kuopio, en la que montaremos algo muy parecido a una película... ¡Hasta tendremos un helicóptero teledirigido! Os contaría de qué va... pero es alto secreto xDDDD

Así que entre una cosa y otra, pues ando un poco estático de lo mío. Además, hoy estaba agotado, así que he decidido cancelar la noche del humor. Y mañana es el último día que tengo que currar por las tardes (hasta el 15 de septiembre, yujuu!). Eso sí, me espera una semanita chunga, porque me ha caído otro marrón. Mañana veré en qué queda la cosa, pero presumo que será densa, muy densa.

Y ahora me voy a la piltra, que de vez en cuando conviene abusar de la horizontal.

viernes, 8 de junio de 2007

Cómicos

Ayer iba a escribir, pero me lié con unos asuntillos y no pudo ser.

El miércoles volví a estar en el Triskel, viendo monólogos de humor. También pude ver a uno de ellos tocar la guitarra y cantar canciones divertidas. Me moló mucha una de un pigmeo gay, y la del ataque de las hormigas asesinas :)

Esta vez llegué un poco más tarde, y en vez de sentarme dentro me quedé en la puerta. Así de paso evitaba la tentación de hacer de heckler, algo que alguna vez me ha ocurrido, pero que os aseguro que nunca con intención (al menos, no con mala intención). Pero entiendo que aunque uno va allí a reirse un rato, seguramente la persona que está arriba probando sus textos prefiere centrarse en su actuación que en mis chorradas, porque de hecho van para eso.

Así que esta vez traté de ser más discreto, y aunque no quiero quitarme culpas, lo cierto es que la vez anterior llevaba una hora y media esperando y tomando cerveza, lo que no ayudó a mi autocontrol :oP

Pude comprobar cómo alguno repetía textos, con tonos y actitudes diferentes, recortando cosas, metiendo otras... un auténtico taller de chistes. Empiezas a ver el lado serio del cómico, cómo cambia cuando sube al escenario y cómo vuelve a cambiar cuando baja. Y no es que interpreten un personaje, sino que más bien me pareció que hay que saber cómico en su momento, pero también hay que saber parar en el momento adecuado. Esto último es algo que personalmente no controlo del todo bien. Ojo, tampoco es que no sepa hacerlo, es sólo que a veces me cuesta parar de decir gilipolleces. Soy consciente de ello, pero eso no lo hace más fácil :o)

El público estuvo "especialmente" participativo, y a mi entender esto resta capacidad de experimentación al cómico, aunque no deja de ser un entrenamiento. Al fin y al cabo, cuando uno se sube a un escenario nunca sabe cómo va a reaccionar la gente.

Esto me recuerda aquella vez que estaba cantando, y tuve que hacer salir a saludar a un tipo para evitar que lo hiciera por propia iniciativa y de manera descontrolada. Le dije:

- ¡Dartacán, sube y saluda! - Y el tipo saludó... Desde entonces hubo una época en que le llamaban "Dartacán".

Y es que el directo tiene esa capacidad, puede hacerte meter la pata hasta el fondo, o puede proporcionarte situaciones que nunca sabes cómo van a terminar. El micrófono engancha, y mucho.


Foto del concierto, el día que conocí a Dartacán

miércoles, 6 de junio de 2007

¡Ya es miércoles!

Y los miércoles es sinónimo de humor.

Es como la timba de los viernes, el partido del domingo, el polvo del sábado... viene para quedarse.

Estos días han sido poco productivos (o mucho, según se mire). He tenido visita en casa, y siempre es agradable tener a los tuyos cerca, pero gracias a ellos he descubierto una cosa que no sé si tuvo en cuenta nuestra querida ministra cuando propuso pisos de 30 metros cuadrados: ¿Y si vienen a visitarte?

Pues entre una cosa y otra, hemos colgado la pantalla de plasma, hemos probado lo robusto que era el sofá cama, hemos usado la mesa del salón para comer casi todo el rato, y ahora toca reagruparse y reorganizarse.

Y como parece ser que el calor se está asentando, y que la jornada intensiva asoma el hocico por la esquina del calendario, lo único que puedo hacer es ser optimista y pensar que voy a tener mucho tiempo libre para rellenar de asuntillos pendientes.


Así que aunque mi cara no lo demuestre, estoy contento

martes, 5 de junio de 2007

¡No todo va a ser follar!

He visto esto en el blog de Quique Macías, y creo que me viene que ni pintado después del post anterior y de la resaca de feromonas, jejeje...

Además, de paso hago un homenaje a Javier Krahe, que fue uno de los primeros que me hizo reir con sus canciones (más o menos al mismo tiempo que Gabi, Miliki, Fofito y Milikito).

lunes, 4 de junio de 2007

Primavera...

Me he enamorado.

Ha sido sin querer, yo iba tranquilamente paseando entre la muchedumbre, cuando de repente apareció ella. Y al ritmo de ¡Te quiero, puta! de los Rammstein, su enorme sonrisa hizo el resto. Bueno, su enorme sonrisa y algo de pircardía. Sandra G es la caña de España.


Sandra G Animando a la gente

El Exposex de Madrid tiene algunos inconvenientes bajo mi punto de vista, sobretodo debidos al poco espacio. Además, la oferta es bastante reducida, y de no ser por los constantes espectáculos que te van llevando de un escenario a otro, en una hora estaría despachado.

Así que lo que hicimos fue alternar, dentro de lo posible, los vistazos a los stands con los espectáculos de los escenarios. Algunos fueron realmente llamativos, y otros algo más clásicos. Pero una cosa está clara: cuando llevas dos horas viendo chicas desnudas e introduciendose todo tipo de artilugios por el chuspe, empiezas a perderle un poco el respeto al tema. Y de repente te das cuenta que tienes delante a una tía estupenda en una pose de lo más salvaje, y mientras tanto tú estás más pendiente de si te ha sonado el móvil, si la cámara tiene pilas, o de si cambias un billete al pagar o le das el dinero exacto... y es que a todo se acostumbra uno.

Aún así, el recuerdo que me llevo es grato, y unas cuantas camisetas, juguetes varios, revistas, CDs... y claro, alguna que otra foto con las actrices.

Uno siempre piensa que ser actor porno debe ser una gozada, pero si un solo día rodeado de pornografía me ha llegado a "insensibilizar" en parte, me pregunto qué efecto tendrá sobre los actores tanto sexo. Y creo que llega un momento que se convierte en algo tan cotidiano, que la mayor parte del morbo desaparece.

Pero claro, seguramente siga siendo más morboso que estar sentado delante de mi pantalla, planificando algún proyecto, enviando algún mail, o cerrando alguna propuesta... así que tampoco vamos a tirar del todo por tierra este mito ¿no?

Ha sido una forma cálida de comenzar el mes de junio, y creo que si puede ser, intentaré ir al de Barcelona.

Ahora, más documentación gráfica:


Con Sophie Evans... la de veces que la he visto en TV :oP


Con Anneke Durán. Esta chica está licenciada en sociología. Un claro ejemplo de que no hay que dedicarse siempre a lo que se ha estudiado (^_^)


Virgine, Una chica discreta...


Con Tarra White (Os juro que fue ella la que me puso la mano ahí)

¡Y se acabó! Que este es un blog decente...

viernes, 1 de junio de 2007

Metro de Madrid

El ritmo de vida que llevo últimamente, me hace perder a veces la noción del tiempo. Vamos, que no sé en qué día vivo.

El caso es que ni me había dado cuenta de que hoy era día 1 de junio. Ayer debía mandar mi hoja de actividad mensual, pero se me pasó por completo. Así que nada más llegar a la oficina, lo primero que he hecho ha sido enviarla.

Pero el caso es que cuando esta mañana salí por la puerta, al coger el abono de transporte caí en la cuenta de que necesitaba comprar el de junio.

Fuí al metro (porque yo suelo venir en bus) única y exclusivamente para sacar el abono de transporte. Como SIEMPRE, porque ocurre siempre a primeros de mes, la máquina expendedora no me deja sacar el abono. La chica que está en la ventanilla me dice que es porque todo el mundo quiere sacar el abono a la vez, y que eso cómo va a ser...

Veamos, la bendita máquina habitualmente funciona para billetes sencillos o bonometros. Lo de los abonos de transporte tiene su semana feliz en torno al cambio de més... ¡Cómo es evidente! Pero por lo visto es un problema para ellos.

Salgo del metro y voy a un cajero de BBVA que había cerca. No funciona el cajero... voy a la caja, y hay una cola que ríete tú de la de Nacho Vidal. Así que salgo del banco, paso de entrar en el metro porque en las taquillas del metro no aceptan tarjetas... ¿¿Por quéeeeee?? ¿Por qué, señores de metro? ¿Por qué cojones no aceptan tarjetas de una puñetera vez? ¿Por qué no se resignan de una vez por todas a entrar en el siglo XXI?

Los chinos de Bravo Murillo te cobran con tarjeta ¿Por qué el metro no? Pues así está el tema... podemos enterrar la M-30, pero no podemos pagar con tarjeta en la taquilla de metro. Este es el Madrid de 2007.

Así que he tenido que ir a otro banco, luego a otra boca de metro, pagar en metálico, y subirme al autobús con una tremenda sensación de que los astros están conchabados contra mí... esos malditos cabrones... como a ellos se la sopla todo y solo tienen que dar vueltas y vueltas.

Hay días que me dan ganas de irme al monte, en plan ermitaño... pero al menos uno sabe con lo que puede contar y con lo que no.

Asco de día, tú...

jueves, 31 de mayo de 2007

Tu problemaaaaaa...

Ayer conocí al gran Ignatius.

Fue toda una sorpresa, porque de hecho ya rondaba por mi cabeza la idea de largarme del Triskel, porque eran casi las 12 y no había empezado la sesión de cómicos. Pensé que al final no habría actuación, pero cuando subí para echar un ojo y decidir qué hacía, entró por la puerta.

Al principio dudé, porque el tipo se ha metido un afeitado bastante intenso, pero al final lo inconfundible prevaleció.

Estuve charlando con él, y descubrí que es una persona bastante enrollada. Casi daba la sensación de ser tímido. Pero claro, uno llega con la imagen del Loco de las Coles metida en la cabeza, y no es capaz de aceptar esa posibilidad.

Estuve viendo varias actuaciones, unas mejores que otras, pero en general me gustaron bastantes cosas. Ignatius en concreto estuvo más friki que nunca (al menos, es lo más friki que yo le he visto hacer en términos de monólogo). Pero quién sabe lo que fluye por la cabeza de este hombre. De momento me quedo con la copla de que debajo de ese monstruo del escenario hay un ser que roza la normalidad.

lunes, 28 de mayo de 2007

Tocado y hundido

Uno no puede hacer planes, porque al final el destino hará lo que le salga del alma con tus decisiones. Se limpiará el culo con ellas y te las restregará por la cara.

Se suponía que este fin de semana iba a ser festivo. Había cosas que celebrar, y ya estaba todo organizado. En principio parecía que todo iba viento en popa, y nada podía hacer pensar en un final donde habría que meter la amura y capear el temporal. Pero así fue.

Desde la noche del sábado, he estado en casa haciendo un poco de enfermero, de cocinero, de limpieza, de mayordomo... Pero es lo que toca, y no es que me importe en sí, pero de un tiempo a esta parte me fastidian mucho las cosas que escapan a mi control, y el no saber qué hacer en ciertas situaciones. Lo de la fiesta era lo de menos para mí (para ella no). Es la impotencia lo que últimamente no me la trae tan floja.

Encima, ayer se me terminó el plazo para pasar la ITV, así que me he levantado muy temprano con la sana intención de llevar el coche a su primera inspección. Lo positivo es que no había mucho atasco, pero he dado más vueltas que un mariquita en una feria, y al final he cogido algo de atasco al volver a casa. Podría haber venido a la oficina directamente, pero la experiencia me decía que iba a ser más feliz si dejaba el coche en casa y venía en bus. Además, esta tarde tengo curso (esta semana por fin se acaban), y luego hay que andar con el puñetero ticket de la hora, y las zonas de colores.

Creo que de los "asuntos pendientes", de momento solo me queda la declaración de la renta, que como aun tengo tiempo, seguramente la dejaré sin hacer hasta que le vea las orejas al lobo y no tenga más remedio que ir corriendo y a última hora... la historia de mi vida.

Ahora voy a tomarme un cafelito, porque en este instante soy consciente de lo mal que me organizo, de lo tremendamente vago que soy y de lo mucho que me fastidia hacer las cosas que no planeo yo, sino que me vienen impuestas por la propia mecánica de la sociedad a la que pertenezco... y claro, esto requiere meditación y un poco de relax.

Al ataque!!

jueves, 24 de mayo de 2007

Cría cuervos y véndelo como pavo

Es increíble cómo pasa el tiempo.

Hoy hace un año que me secuestraron en un portal de Lavapiés, cuando intentaba hacer de buen samaritano... ella decía que era un barrio peligroso, y lo cierto es que no le faltaba razón a la moza. Unos señores de la limpieza estuvieron a punto de rescatarme, pero al final no hubo manera y... bueno, prefiero no entrar en este tema.

Un año después, sigo secuestrado, pero ahora en Tetuán. Lo que pasa es que las cosas son bien diferentes. Como un perfecto hongo he ido creciendo y abarcando el espacio disponible, hasta hacerlo mío. Pero qué narices, esto es lo que pasa cuando secuestras a un secuestrador.

Si tuviera que hacer un balance, tendría signo positivo. Pero no tengo que hacerlo, no hay cierre anual, ni informes periódicos ni nada de eso... en realidad no es un día diferente de ayer o de mañana, salvo porque me toca cantar el "cumpleaños feliz"... eso sí, a dos voces.

Y cuando está a punto de terminar este curso, puedo decir que he aprendido mucho. Algunas cosas ya las sabía, pero no las podía practicar. Ahora parece ser que sí, y de la teoría a la práctica hay una diferencia sustancial y nada desdeñable.

Y ya me despido por hoy... con Rosa León en mis oídos, cantando "Al Alba", de Aute... hay momentos que valen su peso en oro, y este seguramente no sea uno de ellos, pero si lo fuera estaría forrado, porque pesa lo suyo.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Se acabó lo que se daba

Ya he terminado todos los bonus-day que tenía, y a partir de hoy las vacaciones serán de verdad, de las que descuentan días, de las que hay que mirar con lupa. De nuevo el tiempo es oro.

Ha sido un puente un poco alocado, y a pesar de haber sido humillado y vilipendiado por generaciones anteriores a la mía (por supuesto, con una absoluta falta de criterio y capacidad de observación), lo cierto es que el balance no ha sido malo del todo... pero tampoco como para tirar cohetes.

He pensado un poco sobre las aspiraciones de las personas, y sobre la importancia que se les da a según qué cosas en la vida. Yo no sé quién acierta y quién se equivoca... ni siquiera sé si en la vida hay aciertos o errores, o en realidad todo es un camino válido en el árbol de opciones. Pero si hay una cosa que tengo clara, es que lo que se ha dado en llamar frivolidad nos rodea brutalmente. Nos rodea con sus brazos mientras nos sonríe, pero solo si somos capaces de mostrar que pertenecemos al club de los que merecen la pena. De no ser así, no esperes nada de ellos (y algunos no aprecian el favor que en realidad les están haciendo con ello).

Yo tiendo a hablar con todo el mundo, de todas las condiciones. Me gusta, porque a cada persona puedes encontrarle el punto de conexión, y nutrirte de información, aprender de ellos y compartir experiencias y opiniones. Pero no es menos cierto que tengo mis preferencias, y aunque no suelo catalogar a las personas en grupos a la hora de tratarles, sino que prefiero dar a cada persona su propia ubicación, hay coincidencias contundentes en según qué ambientes. He llegado a la conclusión de que el glamour me aburre. Me parece cómico en sí mismo, triste por lo que provoca a los que lo anhelan a cualquier precio, y absolutamente erróneo como rasero.

Cada día nos reinventamos a nosotros mismos. Nos marcamos directrices sobre lo que debemos ser y lo que no, lo que es bueno y lo que no, lo que es elegante, divertido, correcto, justo... Cuarenta años en el desierto dicen que vagó el pueblo judío, y nos lo venden como "mucho tiempo". Pero como raza, llevamos muchos miles de años intentando redefinirnos, y se ve que nos cuesta, a juzgar por los resultados.

Cuando la silicona, el botox, DyG, Channel, la coca y los clubs fashion de la muerte ya no surten el efecto deseado, queda la persona. Si está medio llena o medio vacía dependerá en gran medida de qué estemos buscando. Pero también de lo que haya dentro. Lamentablemente hay mucha persona hueca en estos ambientes, como joyeros vivientes, pero que decepcionan cuando los abres y contemplas el vacío de su interior. Afortunadamente para ellos, en su mundo esta no es una carencia importante.