domingo, 22 de julio de 2007

DESPERTARES

Cuando anoche me acosté, no imaginaba que el despertador iba a sonar esta mañana de una forma diferente. En vez de la musiquilla estúpida (pero eficiente) que tengo puesta como despertador, lo que me despertó fue una llamada desde un número desconocido, pero de voz familiar: era mi hermana usando el teléfono de otra persona, llorando nerviosa y diciendo repetidamente "me han robado".

El caso es que saliendo de un garito por Carabanchel, un chico magrebí, de aspecto cuidado, le preguntó por la parada de metro, y cuando ella quiso explicárselo el individuo le exigió que le diera todo lo que tenía en el bolso. Ella lo hizo. Había más gente por la zona, ya eran casi las siete de la mañana y había bastante luz, pero ni ella fue capaz de pedir socorro, ni hubo quien se percatara de la situación.

La cabina telefónica no funcionaba (sé que es extraño, pero os juro que es cierto). Así que le pidió el teléfono móvil a un señor que estaba paseando a un perrito, y al cual le estoy muy agradecido, porque es quien estuvo todo el rato con ella, y me llamó para informarme de dónde estaban esperandome cuando fui a recogerla.

Ya hemos anulado las tarjetas, no hay movimiento alguno así que todo OK. Ya hemos bloqueado la línea del móvil, y mañana enviaré el IMEI para que tampoco sirva el terminal (si no es pa mí, no es pa ningún chorizo). Y como el dinero, el NIF y las llaves de casa iban en otro monedero que el chorizo no vió, pues el efecto final es que mi hermana se ha quedado sin teléfono (30 euros de plan renove), y tendrá que recoger tarjetas nuevas en el banco. Pero como el teléfono también será anulado como digo, el resúmen es que mi hermana pierde el teléfono y se lleva un disgusto, además de la humillación y la impotencia. El resultado para el macarra es que tiene un teléfono que pronto servirá solo de pisapapeles, un par de tarjetas de plástico inútiles y algunas fotos de personas que ni conoce ni le importan.

Quiero agradecer el trato de los policías nacionales de la comisaría del distrito de Latina (junto a la antigua cárcel de Carabanchel), que han sido muy amables y han conseguido incluso hacer reir a mi hermana, que iba llorando todo el rato. Y desearle al macarra que le dió el susto que le salga un forúnculo lo más cerca posible del ano. No es grave (no soy tan mala persona), pero es jodido.

Esto está a la órden del día, lo sé, pero me fastidia que a partir de ahora mi hermana tenga que ir acojonada cada vez que se cruce con algún individuo por la calle. Ella es de las que piensa que todo el mundo es bueno, y que no hay que prejuzgar a las personas. A lo mejor viene con la costumbre de vivir en San Fernando de Cádiz, donde casi nunca pasa nada. A lo mejor ahora comete el error de etiquetar a las personas por su raza o sus pintas (no lo creo), o se pasa un tiempo obsesionada con que le vuelva a ocurrir. Pero trataré de que no sea así. No quiero que ese individuo se lleve más de lo que ya se ha llevado, y no lo va a hacer.

Jódete, macarra de mierda. Tu forúnculo está en camino, porque en esto de los deseos, cuando me pongo no fallo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡ Moracos de mierda !!! Luego quieren igualdad, que se les de una oportunidad, que no se les prejuzge por su raza... pero con elementos como ese (que muy a nuestro pesar no son tan escasos como nos gustaría), cómo no querrán que al final terminemos diciendo eso, moracos de mierda. Quieren venir aquí, que les demos trabajo, que les dejemos construir sus mezquitas y respetemos su religión... pero ahora pídeles tu eso mismo a ellos: intenta montar una iglesia en Marruecos, a ver dónde te mandan de lejos; pídeles respeto, y ahí tienes lo que nos dan, atracos y delincuencia; intenta darles trabajo, que son lo más traicioneros que te puedes echar a la cara... en fin, que cómo no esperan que terminemos diciendo eso, ¡¡¡ Moracos de mierda!!!. Con esto lo único que consiguen es una xenofobia que luego nos echan en cara; pero yo que quieres que te diga, que para que vengan aquí para esto que se queden en su p. país de m.
Con todo esto apoyo tu propuesta tan acertada del FORÚNCULO, espero que le sea muy molesto, tanto que ni pueda cagar, que se acuerde de esta chavala que solo quiso ser amable con él, y si es posible, que se le termine degenerando en un pedazo de fístula que le llegue hasta el hueso.
Muchísimos besos desde Cádiz y no te dejes amedrentar, la vida sigue (con cuidadito) y aprende con esto a no fiarte ni de tu sombra.
Con muchísimo cariño, Aniram

Anónimo dijo...

Siempre he creido ( a ciencia cierta) que quejarse de hermano, era un error.
Ahora sé, que quejarme de hermano, es un error, sin creencias que valgan de por medio.

Gracias por TODO!!!

P.D: Yo también se lo agradezco a ese señor del perrito, del que, a pesar de portarse de puta madre, también llegué a desconfiar... :s y a la policia nacional, que a pesar de no tener agua, fueron muy majos conmigo :) jajajaja
P.D: Y, por supuesto, también apoyo la propuesta del forúnculo!! quién da mas? jajajaja

Un besote!!!

RouS.

eR Migue dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Aniram, se quejan de su pais y vienen a dar por culo al nuestro, hay algunos moros que como en todas las cosas, son legales, pero hay algunos hijos de putas como ese en concreto que vaya...y tal como dise aniram, haber quien es el listo que construye una iglesia católica en marruecos...p*to moro de mierda, si vienes a j*der a España espero que salgas bien jo*ido de esta!