lunes, 5 de noviembre de 2007

¿Decadencia?

La letal desidia me amenaza...

Este fin de semana lo he pasado en los brazos de la fiebre, y la verdad es que puede ser cualquier cosa menos poesía. Llevaba ya varios días acumulando puntos para caer enfermo, y finalmente lo hice. Supongo que ya me tocaba.

Sea como sea, coincide con una etapa de sequía generalizada en todo lo que me rodea. Quiero pensar que no es más que un socavón en mi estado de ánimo, pero ahora mismo no me apetece hacer nada, salvo dormir. Dormir hasta que los huesos duelan, y dejar que el cerebro se pierda en sus elucubraciones febriles, que si bien no son reales, basta con que lo parezcan para alimentar mi necesidad de hacer algo. Es como un Second Life, pero en plan rollo personal.

Lamentablemente, tengo cosas que hacer. No me apetecen en absoluto, pero tengo que hacerlas. Y las voy a hacer, por supuesto, pero sin ganas.

Voy a ello...

2 comentarios:

Clara Gescovich-Pepe Curti dijo...

Hablando de sueños, alguna vez mientras soñabas te diste cuenta que era un sueño?, yo sí muchas veces, es una experiencia rara pero buenísima. Bueno arriba el ánimo!! te lo digo desde la ciudad de Encarnación,Paraguay..lejos,no?

Salomón dijo...

Pues la verdad es que sí, me ha pasado. Aunque no es lo habitual (en mi caso, al menos).

El ánimo lo subí, pero he vuelto a caer enfermo, y lo triste es que para dos fines de semana con festivos que tenía, los dos los he pasado en casa encerrado.

Pero lo que son las cosas, puedo recibir tus ánimos desde Paraguay (que sí que está lejos, sí), aunque no pueda ir a la esquina de casa, jajaja!!

Muchas gracias, y un caluroso (y febril) abrazo desde Madrid!!