miércoles, 23 de julio de 2008

30.000

He aquí el número de personas que hasta ayer se habían presentado para ser elegidos como los nuevos habitantes de Gran Hermano.

Hace unos años me presenté a unas oposiciones a ujier del senado, y érmos unos 12000 inscritos para 30 plazas (una plaza por cada 400). Pero es que para entrar en Gran Hermano, la proporción es de una plaza para cada 3000... Y eso que lo de ujier es una plaza fija, mientras que lo de Gran Hermano es un contrato de 3 meses... Que sí, que te puedes hacer famoso, pero haciendo balance de las ediciones anteriores ¿Cuántos habitantes de la casa siguen en el candelero?

No sé, yo creo que se nos está yendo la olla de un modo alucinante. A la gente le gusta la idea de estar al otro lado de la pantalla, quieren ir a los saraos, a los platós, quieren magnificar las cosas dentro de la casa y sus cuentas bancarias fuera de ella. Quieren ser famosos sin más. Porque los habitantes de la casa son famosos sin más. No tienen que hacer nada especial (a ver, hay pruebas dentro de la casa, pero me niego a admitirlas como talento). La cuestión es pasar el filtro, y dado que alguien tiene que pasarlo, es una cuestión de suerte. Tener la suerte de encajar en lo que los creadores del programa quieran que encaje. El resto viene rodado.

Afortunadamente, este año tengo televisión por cable y podré acceder al canal de 24 horas de Gran Hermano, así cuando diga que no veo Gran Hermano nadie podrá decirme que es porque tengo la suerte de nunca coincidir con ellos en antena. Será porque yo lo he decidido.

¡Toma ya! ¡Puedo y no quiero! ¿Qué pasa?

2 comentarios:

Dani Rivera dijo...

Sabías que hay un tío internado en un psiquiátrico por culpa de gran hermano?

No, no es que el chaval viera mucho la tele, es que tenía un hermano mayor obeso que cada hora en punto le obligaba a comerle los huevos.

(@Copyright Danny Boy: Extracto de mi monólogo "Las Manías").

Salomón dijo...

Yo lo publico, pero bajo tu responsabilidad!!!

xDDDD