miércoles, 14 de julio de 2010

¡Campeones!

Sabe Dios que no soy futbolero, pero creo que a estas alturas todo el mundo es consciente que lo de Sudáfrica trascendió de lo puramente deportivo, y se convirtió en un hecho de interés nacional. No se trataba de un puñado de chavales galopando tras un balón, sino de una metáfora del trabajo en equipo, de las buenas maneras, del saber hacer las cosas, a pesar de que las circunstancias no siempre fueron las más adecuadas.

Ahora Holanda dice que el árbitro les robó el partido. Bueno, las opiniones son como el culo, que todos tenemos, pero afortunadamente todo el planeta pudo ver el juego de Holanda, las patadas, la suciedad y la bajeza de una selección que lejos de jugar al fútbol, se centró en crispar a los españoles a base de mamporros. Finalmente se han llevado su merecido.

Y por fin se acaba el mundial. Para mí es una alegría extra el hecho de que hayan ganado la copa, porque me han suspendido actuaciones por culpa de los partidos, así que al menos ha merecido la pena el sacrificio.

Y casi sin querer, ya estamos metidos a fondo en el verano, y todavía no me he dado ni un miserable chapuzón en la playa. Ni siquiera en una piscina, y estoy viendo que este año va a andar escaso en chapuzones.

De hecho, lo que llevo de verano lo he repartido entre hospitales, aeropuertos, hoteles y mucha carretera, y la verdad es que empiezo a necesitar un poquito de desconexión, de descanso, del silencio subacuático que tanto me relaja.

Entre mis planes está también el irme unos días a Nueva York, con la clara intención de hacer unos minutillos en algún comedy club, porque es una experiencia que quiero sentir desde hace algún tiempo, pero sería para septiembre, y siempre y cuando sea capaz de tener un par de bloques en inglés. No es fácil, pero ¿Qué es lo peor que me puede pasar? ¿Que no se rían? Es algo que he vivido ya, y creo que puedo superarlo. Pero si la cosa sale bien, será un subidón!!

Ojalá algún día el Stand Up español llegue al nivel que hay en USA. Sé que son culturas diferentes, que son trayectorias diferentes de un estilo de comedia, que allí llevan muchos años ya y todo eso, pero el cambio empieza a notarse, y con un poco de suerte podremos vivir esa evolución. No digo que el humor típico español tenga que desaparecer, en absoluto, pero creo que hay que ir diferenciando, enriqueciendo y abriendo el abanico, y eso es responsabilidad de todos aquellos que abogamos por ese cambio.

Espero estar a la altura cuando llegue el momento. Pero si no lo estoy, al menos estaré disfrutando de aquellos que sí lo estén.

Os dejo un trozo de una actuación de George Carlin. Espero que os guste.

1 comentario:

Neztgul dijo...

joder primo! ese tio es la ostia!!! he visto el monologo y ha realizado unas criticas realmente brutales!!

Un abrazo!