lunes, 1 de octubre de 2007

Doble Dósis

El sábado estuve viendo "Espinete no existe", de Eduardo Aldán.

Lo recomiendo a cualquiera que desée pasar un buen rato echando unas risas, porque la verdad es que el tío lo hace bastante bien. Fueron unos 80 minutos entre monólogo y espectáculo, pero creo que yo necesitaría como 120 para decir todo lo que dijo ese hombre... y otra cosa no tendré, pero rápido hablo.

Luego, chupa chups en mano, me dirigí a La Chocita del Loro de la calle Urquiola, para ver a Carolina Noriega actuar, ya que desde la grabación en enero no habia vuelto a verla, al menos actuando (salvo una presentación a Quique Macías en el Irish Corner).

Como siempre muy bien, pero es que además es mucho mejor verla en un bar que en el plató (como a todos), porque es donde puede dar más caña. Y lo hizo. Sobretodo mantuvo a raya a un par de cretinos con el telento que sólo cientos de noches en bares puede aportarte. Genial lo de quitarle el móvil a uno de ellos y decirle a la interlocutora (supuestamente la mujer del individuo) que aquello era un espectáculo de striptease. Luego el pollo se pasó diez minutos dando explicaiones por teléfono.

Además, Carolina llevaba una camiseta muy chula con un ecualizador que se iluminaba con el sonido, y me he planteado seriamente hacerme con una.

Ha sido una semana intensa en lo que a actuaciones se refiere, puesto que el jueves estuve viendo a Sandra Marchena en "Descansa de lo tuyo, bonita". Era la primera vez que veía a Sandra en directo, y la verdad es que me lo pasé muy bien. La obra es muy divertida, y aunque no me sentí tan identificado como con la de "Espinete no existe" (es lo que tiene ser un tío), la verdad es que supo hacernos pasar un buen rato. Y tiene una capacidad de improvisación estupenda (genial el resúmen para los que llegaron tarde al espectáculo).

En fin, que después de la semana pasada, esta se me presenta como gris y aburrida. Si no fuera porque el 10 veré a los Héroes, no sé qué sería de mí.