miércoles, 20 de agosto de 2008

Barajas

Hace dos horas que se ha estrellado un avión en Barajas.

Yo estoy en el edificio de Telefónica I+D, junto a la A2, así que el sonido de las sirenas ha sido bastante repetitivo durante un buen rato. El aeropuerto no queda nada lejos de aquí, y mientras actualizo las páginas de noticias, el baile de cifras no para de crecer. Ya son más de cien muertos contabilizados.

Es muy jodido saber que a pocos kilómetros de tí, muy pocos, más de cien personas acaban de morir. De repente me he acordado del 11M, cuando desde mi ventana en la Glorieta de Embajadores veía la cola de ambulancias y bomberos corriendo en dirección a Atocha. En aquella ocasión ni siquiera se podía hablar de kilómetros. Eran 10 minutos andando.

Mi más sentido pésame a las familias