lunes, 28 de mayo de 2007

Tocado y hundido

Uno no puede hacer planes, porque al final el destino hará lo que le salga del alma con tus decisiones. Se limpiará el culo con ellas y te las restregará por la cara.

Se suponía que este fin de semana iba a ser festivo. Había cosas que celebrar, y ya estaba todo organizado. En principio parecía que todo iba viento en popa, y nada podía hacer pensar en un final donde habría que meter la amura y capear el temporal. Pero así fue.

Desde la noche del sábado, he estado en casa haciendo un poco de enfermero, de cocinero, de limpieza, de mayordomo... Pero es lo que toca, y no es que me importe en sí, pero de un tiempo a esta parte me fastidian mucho las cosas que escapan a mi control, y el no saber qué hacer en ciertas situaciones. Lo de la fiesta era lo de menos para mí (para ella no). Es la impotencia lo que últimamente no me la trae tan floja.

Encima, ayer se me terminó el plazo para pasar la ITV, así que me he levantado muy temprano con la sana intención de llevar el coche a su primera inspección. Lo positivo es que no había mucho atasco, pero he dado más vueltas que un mariquita en una feria, y al final he cogido algo de atasco al volver a casa. Podría haber venido a la oficina directamente, pero la experiencia me decía que iba a ser más feliz si dejaba el coche en casa y venía en bus. Además, esta tarde tengo curso (esta semana por fin se acaban), y luego hay que andar con el puñetero ticket de la hora, y las zonas de colores.

Creo que de los "asuntos pendientes", de momento solo me queda la declaración de la renta, que como aun tengo tiempo, seguramente la dejaré sin hacer hasta que le vea las orejas al lobo y no tenga más remedio que ir corriendo y a última hora... la historia de mi vida.

Ahora voy a tomarme un cafelito, porque en este instante soy consciente de lo mal que me organizo, de lo tremendamente vago que soy y de lo mucho que me fastidia hacer las cosas que no planeo yo, sino que me vienen impuestas por la propia mecánica de la sociedad a la que pertenezco... y claro, esto requiere meditación y un poco de relax.

Al ataque!!