martes, 21 de octubre de 2008

¿Bunbury plagiador?

Por lo visto hay gente que dice que Bunbury es un plagiador.

He leído un comunicado que el propio Bunbury tuvo que hacer a raiz de los comentarios que surgieron, antes incluso de que el disco viera la luz. Al parecer, unos versos de un poeta madrileño (Pedro Casariego), y otro vasco (Joseba Sarrionandía) han sido utilizados por Enrique en algunas de sus canciones del nuevo disco.

Personalmente estoy en contra del plagio en cualquiera de sus formas, pero sinceramente no creo que incluir una frase en una canción pueda considerarse plagio. Si Bunbury publica un libro de poemas y mete esas frases, a lo mejor es otra cosa, pero hacer una canción en la que aparezca una frase de un poema (esto se ha hecho muchísimas veces sin generar tanta controversia) no creo que sea para tanto.

No recuerdo que cuando Héroes del Silencio sacó "La Sirena Varada", se alzaran acusaciones de plagio. Y bien es sabido que la obra de teatro del mismo título, escrita por Alejandro Casona, tiene frases que aparecen más o menos reflejadas en dicha canción. Del mismo modo, no recuerdo que nadie dijera nada a Pedro Guerra por hacer una canción basada en la película "El marido de la peluquera".

Con esto quiero decir que no me parece mal que una frase o un argumento sirvan como base a una obra artística, totalmente diferente de la que lo inspiró. Es como el que usa un refrán dentro de una canción.

Bunbury no niega que haya tomado esas frases de los poemas de estos dos hombres, pero deja claro que por extensión y contenido, no pueden considerarse plagio, sino retales con los que forma luego un todo. No creo que haya mucha gente hoy en día que en sus construcciones no incluya ladrillos usados por otras personas.

Tal vez, si Bunbury hubiera nombrado en los créditos del disco a estos dos poetas, la gente que le tilda de plagiador no tendría mucho en lo que apoyarse. Pero a lo mejor de haberlo hecho, debería entonces nombrar todas y cada una de las cosas que le hicieron poner cada frase.

No creo que Bunbury haya perjudicado a estos dos poetas. Más bien ahora se les conocerá mucho más que antes. No defiendo a Bunbury, porque creo que no lo necesita, y considero que es una persona con talento suficiente como para no depender de obras ajenas. Entiendo que hay gente que no le traga, y que cualquier motivo es bueno para atacarle. Tengo el disco, y no creo que dos frases hagan un disco.

Me pregunto dónde están todos esos luchadores de la propiedad intelectual cuando Manu Sanchez fusila de un modo descarado, minuto a minuto, frase por frase, a decenas de cómicos españoles. A lo mejor es que vende mucho más intentar hundir a Bunbury, un artista menos simpático y dicharachero con la prensa que al gracioso y chistoso de Manu.

Está claro que Bunbury siempre ha sido el enemigo a batir para muchos críticos, y no dudo que ha podido cometer muchos errores, y que esos mismos errores pesan más en él que en cualquier otro artista, por contar estos con el beneficio de la duda con el que no cuenta Bunbury.

Por mi parte, creo que Bunbury no merece el calificativo de plagiador (al menos, no con los argumentos que hasta ahora he leído). Muy al contrario, siempre ha sido un apoyo para mucha gente, se ha dedicado a nombrar y ensalzar a decenas y decenas de artistas, de promover la música por su calidad y no por su comercialidad, y son muchos los que tienen mucho que agradecerle, tanto como artistas, como en el papel de espectadores. Ha sido el medio por el que mucha gente hemos conocido a otros artistas (en mi caso, por ejemplo, Alejandro Casona llegó a mis manos gracias a él, algo que le agradezco).

En fin, que vende más decir que Bunbury es un plagiador, y se conoce que hay gente necesitada de buenos titulares. Estamos en tiempos de crisis, y quien saber si peligra el puesto como redactor de algún que otro mediocre.

Por cierto, el periodista de "El País" que entrevistó a Bunbury respecto a este tema, me parece lamentable como periodista. Más le valdría dedicarse a las tertulias en plan Salsa Rosa, donde tocar los cojones al entrevistado y faltar al respeto y a las buenas maneras es una norma.

Yo por mi parte, seguiré disfrutando de este disco. Y si cae en mis manos alguna obra de Casariego o Sarrionandía (este último en castellano es complicado, pero no imposible), trataré de disfrutarlo, en vez de escudriñar las fuentes de inspiración de otros en busca de polémica.

El plagio es plagio. Pero retorcer las cosas para intentar ajustarlas a definiciones en las que en principio no se encaja, es tocar los cojones.

6 comentarios:

Toni dijo...

vale, pero comparar a bunbury con manu sanchez.......... un respeto tio.
cual te has compraddo, el digital..... el vinilo........esto es un royo, cada disco tiene algunas canciones que no tiene otro... al final acabaremos sucumbiendo ante el elephan.
weno cuando pases por cadiz ya sabes donde tienes una casa pa dormir.
NADA PUEDE CAÑARME CON MIS AMIGOS.
uy, ya he plagiao.

Toni dijo...

por cierto, que te parece el nuevo disco??

a mi me suena mas rock, que cualquier anterior en solitario, se ve que la gira heroes le ha influido. algunas canciones, con voz de acabado..... prefiero cuando suena su voz limpia, pero weno, en musica......lo veo mas cañero, y en letras... mas adulto, a mi, no megustaria tener un estilo que no fuera el mio. a no ser que no fuera feliz con el que tengo......y weno, dicen por ahi que nunca es tarde

Salomón dijo...

No he comparado a Bunbury con Manu, solo digo que dónde están los de El País y compañía cuando Manu fusila descaradamente a la peña.

Tengo el CD (Lo del vinilo es muy bonito y tal, pero no tengo tocata). Y a mí me gusta el disco, la verdad. Hay canciones como dices más rockeras, aunque sigue siendo un disco tranquilo, de escuchar más que de botar. Incluso alguna con un toque country.

Por cierto, pareces un puto crítico musical ¿Qué va a ser lo próximo? ¿Detectar influencias y estilos como si fueras un catador de vinos desgranando madera, aroma y buqué? ¿Se dice buqué? ¿Qué cojones es el buqué?

Yo no creo que Bunbury tenga un estilo. Tiene una voz y unas capacidades, pero es más un movimiento contínuo que un conjunto de paradas. De momento, la mayoría de las cosas que ha hecho me gustan, aunque recuerdo que mi primera reacción cuando escuché "El extranjero" fue más como "Se te fue la pinza". Nada como escuchar las cosas con calma.

Un abrazo!

Toni dijo...

pos el bouquet, o buqué, spanish version; pertenece a los aromas terciarios, y a las palabras de muchos entendidos de vino blanco , jajaja.
es el conjunto de aromas que resultan de la madurez del vino en botella.
las primeras fragancias, suelen ser notas de aromas frutales, floral y patatin patatan, pero con el envejecimiento de el vino en botella, el vino va adquiriendo aromas mas .... trufa, chocolate, cuero blabla, que le hacen ser mas distintos entre ellos, y por tanto mas unicos.
no busques stos aromas en un vino gasificado, no te pongas a estornudar con las burbujas, que tu nariz tienes, jajajajaja.
que te pongas weno con tu vitamina c.

por cierto,el simple hecho de poner a manu en las mismas lineas que bunbury..... es ofensivo. jajaja.
con el extranjero..... quizas ahora lo entiendas hasta mejor, que eres un extranjero de tus raices. que tengas suertecita.
mierda, ya plagie otra vez

Casas Rurales dijo...

La carrera de Bunbury esta plagada de plagios, algunos de ellos llevados con mejor estilo. Incluir una frase de Casariego (hay bastante más de una) en una canción y hacerla propia, podría no tratarse de un plagio si tuviera la elegancia de citarlo. Al no citarlo esta ocultando la fuente y se está apropiando de algo ajeno y eso se llama plagio.
Bunbury más que un artista es un "artesano hábil" y con suerte.

Salomón dijo...

Hola, Casas Rurales.

Ante todo gracias por tu opinión.

Verás, como ya he dicho, estoy absolutamente en contra del plagio. Pero en este caso entiendo que Bunbury no pretende hacer pasar la obra de Casariego como propia. Ha utilizado frases suyas para construir una canción. Lo ha hecho muchas veces, esto es cierto, pero él no niega que se haya basado en la obra de Casariego para canciones de este disco. Igual que no niega que Sirena Varada está inspirada en la obra de Alejandro Casona.

Yo creo que hay sutiles diferencias entre basar tu obra en la obra de otro, y plagiar.

Un ejemplo: La Cabra Mecánica tiene una canción que empieza diciendo "últimamente he dejado de ver los telediarios...". Esa canción termina con una base musical, y tarareando "na, na, nara, na"... Pues llega un momento en que la música se transforma en la melodía de "Hey Jude" de los Beatles, y entiendo que es un guiño a esta banda. No sé, creo que es ir al milímetro, y tampoco es la idea. No es como coger un poema de Casariego, publicarlo y firmarlo con tu nombre. Hay matices.

De todas maneras, cuando has dicho que la carrera de Bunbury está "plagada de plagios", has despertado mi interés. Es un tema que me gustaría conocer más a fondo, por lo que si tienes más ejemplos, te agradecería que me los comentaras.

Un saludo!