lunes, 20 de octubre de 2008

Tocado y hundido

Tras varios días de lucha, finalmente he perdido la batalla: Me he acatarrado.

Ando a base de sobres y calditos, y hoy ya me ha sido imposible ir a la oficina, aunque he currado desde casa, porque no está la cosa como para relajarse. No obstante, me cuesta estar al 100%.

Y entre pañuelo y pañuelo, ando escuchando el último disco de Bunbury, que ya está en mis manos. Os dejo el videoclip de uno de los temas.



Yo creo que hay tratamiento informático, porque semejantes ostias no son de recibo... Por cierto! Los fajos de billetes, juraría que son de 100 pesetas!!