jueves, 30 de octubre de 2008

El guión

Recuerdo que cuando empecé a escribir monólogos, mucha gente me decía: "Pero si con que cuentes cualquier cosa vale, lo importante es ser gracioso".

No es cierto. El guión es importante. Las palabras tienen que ser las adecuadas, y aunque no lo parezca, a veces por muy pequeñas que nos parezcan las diferencias, el resultado final puede ser como la noche y el día.

Para ilustrar el ejemplo, os dejo una secuencia de una película. Esta escena es mi favorita, y la película es todo un clásico ¡Disfrutadla!



Es un ejemplo un poco exagerado, pero yo creo que bastante didáctico.

1 comentario:

CapcoMGirl dijo...

Hola! Es verdad a veces la gente piensa incluida yo q con ser gracioso tienes todo ganado.Y hombre si es un paso un paso supongo q teniendo sentido del humor y una gracia natural tienes mucho camino ganado pero para hacer monologos de media hora.. para hacer un tipo de Humor q guste,un monologo q enganche y que refleje tu personalidad hay q currarselo y mucho hay comicos q pasan meses probando textos, en fin q cuando nos reimos con alguien q esta en un escenario estamos ante un profesional como la copa de un pino
te deseo lo mejor ;) un besooOOoo