jueves, 12 de abril de 2007

Irish Corner

Ayer estuve en el Irish Corner, viendo a los comicos de la Paramount.

Vi en el cartel que actuaban Carlos Ramos y Carlos Aguilera. Tambien Chema Ruiz, pero no le conocia aun.

Mi primera (y desagradable) sorpresa fue que la mayoria de las mesas estaban reservadas, por lo que no pude quedarme a cenar, como era mi intencion. Me fastidia, porque una vez quise reservar yo una mesa, y me dijeron que no se podia, y ahora se puede... Bueno, espero que sea un cambio de decision y que ahora se pueda reservar siempre, y no un criterio difuso "ahora si, ahora no".

Sea como sea, ayer sali decepcionado de la actuacion. El primero en actuar fue Carlos Ramos, y fue bastante corto. El propio Carlos dijo que se habia saltado buena parte del monologo, y la verdad es que me lo creo. Lo que no entiendo es como fue capaz de seguir en el escenario siquiera cinco minutos. Hasta tuvo que decirles a algunos que si querian hablar mas alto que les daba el micro. Y es que de nuevo la misma historia: la gente no tiene educacion.

Me mosquea considerablemente, porque cuando yo voy a una actuacion, lo que quiero es escuchar al comico, y no las historias y las charletas de la gente que tengo alrededor. ¡Hay mil sitios donde podeis quedar para hablar! La misma planta de abajo del propio Irish Corner, joder... Pero no, es mejor quedarse y tocar las pelotas.

Flipante el individuo que estaba detras de nosotros, vociferando por el movil como si al resto de los presentes nos importara una mierda su conversacion. Alli estaba, con su traje y su corbata, su voz socarrona, chulesca, su nulo saber estar y su insuficiente civismo. Me dieron ganas de tirarle la cerveza por encima y decirle "¡callate de una vez!".

Los comicos bien, al menos lo que pude oir entre maleducados y maleducadas que me rodeaban. Esto es lo que se ha dado en llamar "el respetable". Ironico...

Se me quitan las ganas de ir a mas actuaciones de este tipo, y me pregunto si algun dia me las vere con gente asi... es posible que si, porque los imbeciles abundan. La duda reside en si sere capaz de mantener el tipo, como hicieron ayer Carlos Ramos, Carlos Aguilera y Chema Ruiz, o si les mandare a tomar por saco, como merecian mas de la mitad de los presentes.

Al final, sale uno buscando reirse un rato, y acaba mas agresivo que cuando vas al cine a ver una de Bruce Lee. A veces la gente me cabrea...

2 comentarios:

Carlos Aguilera dijo...

Hola,

Siento mucho que lo pasaras así, sobre todo por lo que dices, que te pensarás el volver a una actuación de cómicos, espero que se te pase y no dejes de hacerlo...

Desgraciadamente éste es un problema contra el que luchamos a diario, el ruido durante la actuación, y aquí quiero dejar mi humilde opinión, creo que es una obligación del local el "educar" al público que acude a su sala a ver una actuación, si nosotros nos ponemos bordes, corremos el riesgo de que la actuación se joda del todo, además de que un tío borde deja de ser un cómico gracioso para convertirse en un tío borde, creo que es cosa del local, (he visto dueños echar a gente del local durante el transcurso de la misma), si lo que quieren es que la actuación funcione hay que cuidar unos mínimos detalles, un micro, (la leche si encima funciona bien), un foco de luz y silencio, no creo que sea tan complicado hacerle entender a la gente que la actuación es un hora y pico a lo largo de toda la semana, el que quiera hablar tiene otras zonas, (cojonudo el ejemplo del Irish, con dos plantas). Y otra opción es cuando acabe la actuación preguntar por el encargado y decirle que pierde un cliente por no saber mantener unas condiciones mínimas en su local durante las actuaciones, si se lo dice un cómico, parece que no pasa nada, si se lo dice un cliente, quizás se piense lo de llamar la atención al típico "notas" que hay en casi todas las actuaciones...

Aún así, te aseguro que lo del miércoles que viste el otro día lo firmaba para el resto de las actuaciones que me quedan en mi vida, eso no es nada con lo que tenemos que aguantar a veces.

Y nada más, solo darte las gracias por ir, y pedirte como favor personal que no dejes de hacerlo, ya que si te gusta la comedia en este caso el único que pierde es el cómico, (y tu si te gusta reirte).

Un saludo amigo,
Carlos Aguilera

Salomon dijo...

Hola Carlos, un placer verte por aqui.

Te adelanto que, como podrás comprobar, sigo yendo a espectáculos, y los monólogos no serán una excepción. Aunque sí es cierto que muchas veces la poca educación de la gente me saca de mis casillas...

Pero si tengo que dejar de ir a todos los sitios en los que alguna vez me han jodido la actuación, ni iría al cine, ni al teatro, ni a monólogos, ni casi a ningún lado. Supongo que al final lo único que me queda por hacer es aguantarme, y si acaso compartir mi pataleta con lo que quieran leerla :o)

Me ha sorprendido gratamente verte por aqui. Lo de la sorpresa es porque casi nadie conoce este blog, y juraría que no te comenté nada al respecto cuando hablamos allí en el Irish Corner. Bueno, sea como sea, un placer verte por aqui. Gracias por tu comentario, y por tus ánimos el otro día.