sábado, 22 de marzo de 2008

Carlos Chaouen

Carlos Chaouen es hoy por hoy uno de los mejores cantautores del panorama musical.

En realidad lo es desde hace mucho tiempo. Nunca he terminado de comprender el funcionamiento de las promociones que hacen las discográficas, ni en qué se basan para hacerlas de un modo u otro, pero me resulta del todo incomprensible que este hombre no esté sonando constantemente en las emisoras nacionales, tal y como suele hacerlo en mi casa.

A lo mejor no son letras suficientemente comerciales. O como es bajito, peludo y barbudo, pues no da bien en las fotos del Superpop. Pero os puedo jurar que dentro de esa melenuda cabeza, fluye poesía en estado puro. Y no es una simple cuestión de palabras. Carlos trenza melodías, envuelve frases que se graban a fuego para siempre, y las cose con una voz quebrada, a menudo dudosa, y las sella de manera definitiva en verdaderas obras de arte.

Para mí, hay dos tipos de canciones: las que te dan ganas de cantar y las que no. Y las canciones de Carlos son perennes en el repertorio con el que suelo "amenizar" las tardes a mis vecinos. Y si lo pongo entre comillas es porque no es la voz de Carlos, sino la mía acompañada de mi guitarra, la que resuena por las paredes de mi casa.

Hoy he leido su blog, y dice que ya está grabando el nuevo disco, que incluirá temas que nunca ha grabado, pero que llevo años cantando a pleno pulmón desde que las oyera en bares años atrás.

Os recomiendo que lo busquéis (tenéis un enlace a su web aquí mismo, en mi blog), que lo escuchéis y que lo disfrutéis. Y si podéis verle en directo mucho mejor, porque Carlos es de esos artistas que enamora en las distancias cortas.

Carlos, seguramente ni te acordarás de mí. Me dijiste "llámame, y grabamos algo en casa, sin pretensiones...", y nunca te llamé, cosas de la vida que me fueron alejando cada vez más de mi guitarra y de las ganas de tocar en bares. Pero cada vez que te escucho se me hace la boca más pequeña cuando intento definirme como "cantautor".

Un abrazo, maestro!