domingo, 9 de marzo de 2008

¡Por fin!

Qué alegría me llevé ayer...

No es una de esas alegrías como para llorar de emoción ni nada, pero es de esas alegrías que te aportan una cierta satisfacción, un regustillo.

Ayer, España decidió que nuestro representante en eurivisión esté a la altura de lo que dicho festival merece.

Si Eurovisión siempre nos toma a cachondeo, ¿Por qué no íbamos nosotros a hacer lo mismo? ¡Demostremos a esos mediocres aburridos que España es la cuna del frikismo!


Europa tiembla, ahí va nuestro misil...

2 comentarios:

aku dijo...

Di que si! ya era hora de que un participante de Eurovision superase la capacidad mental del pitufo tontin.

Buen blog!

saludos!

Debo dijo...

que tiemble Eroviosin que hay aqui llega chiquilicuatre(o chiquilicutre como le llamo yo lo siento pero no comparto el gusto por el chiqui chiqui como el resto de los mortales) por fin un representante mas friki que massiel y las supremas de mostoles juntas.